Fernando Solís & Alicia Peña  
  Home
  Fer & Ali en Amar es para siempre
  Capítulos de Amar es para siempre
  Entrevista a Carlos García en el foro Amar en antenas revueltas
  Entrevista a Sara Casasnovas en el foro Amar en antenas revueltas
  Cartas desde el exilio
  Videomontajes de AEPS
  Reviviendo el pasado
  Siguiendo sus pasos
  => Capítulo I
  => Capítulo II
  => Capítulo III
  => Capítulo IV
  => Capítulo V
  => Capítulo VI
  => Capítulo VII
  => Capítulo VIII
  => Capítulo IX
  => Capítulo X
  => Capítulo XI
  => Capítulo XII
  => Capítulo XIII
  => Capítulo XIV
  => Capítulo XV
  => Capítulo XVI
  => Capítulo XVII
  => Capítulo XVIII
  => Capítulo XIX
  => Capítulo XX
  => Capítulo XXI
  => Capítulo XXII
  => Capítulo XXIII
  => Capítulo XXIV
  => Capítulo XXV
  => Capítulo XXVI
  => Capítulo XXVII
  => Capítulo XXVIII
  => Capítulo XXIX
  => Capítulo XXX
  => Capítulo XXXI
  => Capítulo XXXII
  => Capítulo XXXIII
  => Capítulo XXXIV
  => Capítulo XXXV
  => Capítulo XXXVI
  => Capítulo XXXVII
  => Capítulo XXXVIII
  => Capítulo XXXIX
  => Capítulo XL
  => Capítulo XLI
  => Capítulo XLII
  => Capítulo XLIII
  => Capítulo XLIV
  => Capítulo XLV
  => Capítulo XLVI
  => Capítulo XLVII
  => Capítulo XLVIII
  => Capítulo XLIX
  => Capítulo L
  => Capítulo LI
  => Capítulo LII
  => Capítulo LIII
  => Capítulo LIV
  => Capítulo LV
  => Capíutlo LVI
  => Capítulo LVII
  => Capítulo LVIII
  Capturas de Fernando y Alicia
  Análisis de las escenas
  Recuerdos a Fer y Ali en otras temporadas
  Videos promocionales de Amar
  Fernando & Alicia en el libro de Amar
  Videos Homenaje a Amar en tiempos revueltos
  Encuestas ganadas por Fernando y Alicia
  Las escenas más románticas de Amar
  Las mejores escenas de despedida en Amar
  Los mejores fotomontajes
  Último videomontaje
  Fernando Solís en Flores para Belle
  Fernando Solís en la cuarta temporada
  Videomontajes AETR I
  Videomontajes AETR II
  Videomontajes AETR III
  Enlaces de otros blogs
  Contacto
Capítulo II
Capítulo II
 
París
 
-¿Qué hora es?
-Hace cinco minutos que lo has preguntado…
-Perdón, es que…
Alicia se acercó a Fernando; nunca le había visto tan nervioso, le abrazó fuerte y él se tranquilizó un poco.
Eran más de las doce, el tren acabaría de entrar en España; podían pasar horas hasta que Andrea pudiese llamarles, así que debían estar tranquilos y esperar pacientemente. En aquel momento Alicia solo podía pensar en una cosa, si algo salía mal, si a Andrea le pasaba algo, sería culpa suya… Fue ella la que convenció a Fernando, fue ella la que se sintió orgullosa de su hija en cuanto les dijo que quería estudiar en España. Sabía que tenían que dejarla crecer, dejarla tomar su propio camino; pero aún así se sentía culpable y lo peor de todo, sabía que no podía hacer nada. Fernando también se sentía culpable; sentía que podía haber hecho más por convencer a Andrea para que se quedase. Aunque en el fondo, sabía que nada la haría cambiar de idea y que él la quería así: luchadora, valiente, comprometida… Esa era la hija que habían educado y no podían quejarse.
Sonó el timbre y los dos se sobresaltaron; fue Fernando el que abrió y se encontró con Antonio y Sara. Alicia les había presentado en la fiesta de recién nacida de Andrea, empezaron a conocerse y al final empezaron una relación. Sabían que sus amigos necesitarían entretenerse y no pensar así que les propusieron pasar el día en el museo del ferrocarril, Fernando y Alicia sonrieron ante aquella idea.
Ellos no querían salir de casa por si Andrea llamaba, pero sabían que como muy pronto lo podría hacer a la hora de la cena así que no ganaban nada rechazando la invitación. Pasaron el día entretenidos y contando anécdotas del pasado; entre los muchos recuerdos, siempre estaban presentes las dos Andreas. Antonio recordó los primeros meses que pasaron en París, aunque fue duro, eran los mejores recuerdos que tenía; mientras tanto, Alicia quiso recordar cómo habían decidido que su hija se llamase Andrea. Fernando no contó ningún recuerdo; fueron Alicia, Antonio y Sara los que se dedicaron a pasar el tiempo recordando; aunque él también recordaba. Su cabeza estaba llena de momentos con su hija; la primera palabra, la primera sonrisa al cogerla en brazos en el hospital, el primer paso, la primera caída, tantos y tantos momentos… Pero él prefería guardarse sus sentimientos para él; así que se dedicó a escuchar al resto.
 
 
Tren París-Madrid
 
Al final he decidido seguir escribiendo; está algo oscuro porque se acerca una tormenta así que tendré que conformarme con saber que ya estoy en suelo español. Cuando me despedí de Fernando y Alicia supe que lo pasarían mal, pero no podía hacer otra cosa; en ese momento recordé la despedida de ellos dos cuando Fernando decidió que ella debía quedarse en España.



Quizá no era la misma situación; pero comprendí perfectamente cómo se tuvieron que sentir los dos. Comprendí a mi padre porque aunque le doliera era lo que tenía que hacer, pero también comprendí a mi madre porque al irse Fernando se iba la persona a la que más quería. Les abracé a los dos, hacía tiempo que no les abrazaba de aquella forma, era como si quisiese que nada se interpusiese entre ellos y yo… Por un momento, me sentí tonta; aquella situación era porque yo quería, no tenía sentido que me costase tanto. Ellos lo debieron notar porque al instante se pusieron a recordar la anécdota de mi primera palabra para que dejase de pensar en lo demás. Volví a escuchar a Fernando contar cómo acababa de llegar de una misión en España, que nos echó mucho de menos y que tenía unas ganas enormes de abrazarnos. Entonces, como siempre, intervino Alicia contando que yo llevaba todo el día nerviosa y señalando a la puerta, era lo que hacía siempre que quería ver a Fernando. Siguió Fernando contando que en cuanto abrió la puerta me encontró sentada frente a ella y esperando que se abriese, como si supiese que en ese momento iba a llegar. Volvió a intervenir Alicia recordando que ella corrió a abrazar a Fernando diciendo su nombre y que justo cuando acababa de abrazarle, yo había dicho mi primera palabra agitando los brazos: “Feeeeenaano”. Fernando terminó la anécdota contando que se quedaron mirándome boquiabiertos y que el primero en reaccionar fue él cogiéndome en brazos y riendo ante la primera de las muchas veces que le llamaría por su nombre en vez de papá. Justo cuando Fernando terminó de contar la anécdota y a los tres se nos había olvidado para qué estábamos allí; la megafonía de la estación recordó que el tren con destino Madrid estaba a punto de salir y que debían subir todos los pasajeros. Les dí un último beso de despedida y ellos no perdieron oportunidad para recordarme sus últimas advertencias.
-Andrea, haz caso a lo que te diga Liberto; -Fernando apenas podía hablar de la emoción- él se encargará de buscarte una residencia de confianza o puede que al final te quedes en su casa... Y sobre todo… No te metas en líos.
-Hija, por favor; llámanos al llegar y… Bueno, intenta no significarte mucho; recuerda que estás allí para estudiar y que, para los demás, eres una extranjera a la que no debería interesarle la suerte de España y de los españoles…
-No os preocupéis; me cuidaré bien y no dejaré que me pase nada. Papá, mamá -se sorprendieron cuando no les llamé por su nombre- os quiero mucho de verdad.
-Nosotros también a ti…
En ese momento me subí al tren y pasados unos segundos arrancó; no dejé de mirar por la ventanilla hasta que apenas les distinguía. En cuanto me alejé un poco, Fernando abrazó fuerte a Alicia; esa fue la última imagen que yo vi. Como siempre, estaban unidos, unidos para soportar la incertidumbre de que su hija estuviera estudiando en España, unidos para soportar los miedos… Siempre me sorprendió su capacidad para entenderse con una mirada, con un abrazo, con un beso, con un simple gesto… Desde niña, les recuerdo como una pareja unida aunque muchas veces pasaban tiempo sin verse. Una vez me contaron cómo Fernando le había enseñado a Alicia a soportar momentos así; Fernando estaba escondido en un piso franco después de que la misión de matar a Franco saliese mal. Alicia le había ayudado a recuperarse de una herida de bala, pero en aquel momento debía volver a hacer su vida hasta que Fernando desde Francia le mandase instrucciones para poder irse con él; ella no soportaba tener que separarse de Fernando así que él le dijo una frase que había aprendido durante la resistencia “Si he llegado hasta aquí, Alicia; es porque me enseñaron que para sobrevivir hay que hacer lo que uno debe hacer, no lo que a uno le gustaría”. Alicia me había contado muchas veces que después de aquello, esa frase se había convertido en el centro de su vida, que cada vez que le fallaban las fuerzas la recordaba y podía seguir adelante. Muchas veces he pensado que eso es lo que piensan cuando están separados el uno del otro; saben que es lo que tienen que hacer y por eso les resulta algo más fácil.
 
Siempre pensé que cuando entrase el tren en España sentiría algo distinto, algo mágico; al fin y al cabo es el país de mis padres, aunque ellos sufrieran tanto aquí… Pero no siento nada raro, solo curiosidad e ilusión; tengo ganas de empezar a conocer gente, a conocer compañeros de la universidad, a conocer compañeros de lucha porque supongo que Liberto conozca muchos… No sé si me dejará asistir a alguna de sus reuniones, pero algo tengo que hacer para convencerle. He venido a España para estudiar pero también para ayudar a cambiar las cosas; sé que yo sola no puedo hacer nada así que necesito conocer gente.
Queda apenas una hora para llegar a Madrid así que voy a dejar de escribir y esconderé bien el diario… Cuando le conté a Fernando que quería escribir todo lo que viviese en España por poco me deja sorda… Nunca le había visto tan cabreado.
-¡Pero como voy a dejar a mi hija que vaya a España a estudiar si la primera idea que tiene es escribir todo lo que le pase! ¡Es una locura! ¡No vas a ir!
-¡Fernando! Ya no soy una niña; -pero mi voz se fue debilitando- voy a estudiar en España te guste o no… ¿Qué hay de malo en que escriba lo que voy sintiendo?
-¡¿Qué que hay de malo?! ¡Joder! ¿No has aprendido nada de lo que te hemos contado sobre la clandestinidad?
-Fernando -en ese momento intervino Alicia, acercándose a él y rodeándole con los brazos- no seas tan duro.
-Lo siento, solo es que… Lo siento Andrea pero no estás preparada para ir a España a estudiar; no irás…
-¡Vale ya papá! Sé que escribir todo no es buena idea, pero quiero ser periodista para poder contar todo lo que pasa en España… Además, confío en que me ayudes a saber cómo esconder bien mi diario…
A Fernando se le disolvió la máscara de combatiente y salió el padrazo que era.
-Andrea… ¿Cómo narices sabes qué decir en el momento oportuno para que me calle?
Los tres nos echamos a reír y entonces me enseñó los trucos para que nadie pudiese encontrar mi cuaderno.

 





Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu página web:
Tu mensaje:

Enlaces de otros Blogs  
  Canal Noaproductions
Videos sobre Fernando Solís
(0 in 1196 out)

Slayer is watching
Blog de Slayer
(0 in 1095 out)

Zona Sara Casasnovas
Blog dedicado a la actriz gallega Sara Casasnovas
(0 in 1292 out)

Relatos Noa 2
Página secundaria de esta en la que se incluyen el resto de las capturas de los capítulos de la tercera temporada
(0 in 964 out)

Relatos Noa 3
Página secundaria de esta en la que se incluyen el resto de las capturas de los capítulos de la tercera temporada
(0 in 868 out)

Relatos Noa 4
Página secundario de esta en la que se incluyen el resto de las capturas de los capítulos de AEPS
(0 in 834 out)

Fer y Ali en AEPS
Canal de dailymotion con videos de Fernando y Alicia en Amar es para siempre
(0 in 1358 out)

Debe quedarse este link aquí?
Entonces inscríbete aquí:
=> Inscripción
 
¿Te ha gustado esta página? ¡Compártelo!  
   
Publicidad  
   
Novedades  
  12/10/17 Nuevo videomontaje: "Fernando & Alicia: Tan posible y tan quimera"
29/04/15 Epílogo final del relato "Cartas desde el exilio"
20/10/14 Incluido apartado de la entrevista a Sara Casasnovas en el foro Amar en antenas revueltas
13/08/14 Incluido apartado de la entrevista a Carlos García en el foro Amar en antenas revueltas
22/01/14 Actualizada información sobre la encuesta de la web de Amar en Antena 3
08/09/13 Añadidos videos recopilatorios de las mejores escenas de Fernando & Alicia en Amar es para siempre
04/09/13 Añadidas capturas del capítulo 165 de AEPS en http://relatosnoa4.es.tl/
04/09/13 Añadidas escenas de los capítulos 163, 164 y 165 de AEPS
 
Hay 212237 visitantes ¡En RelatosNoa!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=