Fernando Solís & Alicia Peña  
  Home
  Fer & Ali en Amar es para siempre
  Capítulos de Amar es para siempre
  Entrevista a Carlos García en el foro Amar en antenas revueltas
  Entrevista a Sara Casasnovas en el foro Amar en antenas revueltas
  Cartas desde el exilio
  Videomontajes de AEPS
  Reviviendo el pasado
  Siguiendo sus pasos
  => Capítulo I
  => Capítulo II
  => Capítulo III
  => Capítulo IV
  => Capítulo V
  => Capítulo VI
  => Capítulo VII
  => Capítulo VIII
  => Capítulo IX
  => Capítulo X
  => Capítulo XI
  => Capítulo XII
  => Capítulo XIII
  => Capítulo XIV
  => Capítulo XV
  => Capítulo XVI
  => Capítulo XVII
  => Capítulo XVIII
  => Capítulo XIX
  => Capítulo XX
  => Capítulo XXI
  => Capítulo XXII
  => Capítulo XXIII
  => Capítulo XXIV
  => Capítulo XXV
  => Capítulo XXVI
  => Capítulo XXVII
  => Capítulo XXVIII
  => Capítulo XXIX
  => Capítulo XXX
  => Capítulo XXXI
  => Capítulo XXXII
  => Capítulo XXXIII
  => Capítulo XXXIV
  => Capítulo XXXV
  => Capítulo XXXVI
  => Capítulo XXXVII
  => Capítulo XXXVIII
  => Capítulo XXXIX
  => Capítulo XL
  => Capítulo XLI
  => Capítulo XLII
  => Capítulo XLIII
  => Capítulo XLIV
  => Capítulo XLV
  => Capítulo XLVI
  => Capítulo XLVII
  => Capítulo XLVIII
  => Capítulo XLIX
  => Capítulo L
  => Capítulo LI
  => Capítulo LII
  => Capítulo LIII
  => Capítulo LIV
  => Capítulo LV
  => Capíutlo LVI
  => Capítulo LVII
  => Capítulo LVIII
  Capturas de Fernando y Alicia
  Análisis de las escenas
  Recuerdos a Fer y Ali en otras temporadas
  Videos promocionales de Amar
  Fernando & Alicia en el libro de Amar
  Videos Homenaje a Amar en tiempos revueltos
  Encuestas ganadas por Fernando y Alicia
  Las escenas más románticas de Amar
  Las mejores escenas de despedida en Amar
  Los mejores fotomontajes
  Último videomontaje
  Fernando Solís en Flores para Belle
  Fernando Solís en la cuarta temporada
  Videomontajes AETR I
  Videomontajes AETR II
  Videomontajes AETR III
  Enlaces de otros blogs
  Contacto
Capítulo V
Capítulo V
 
París
 
-Fernando, ya te he dicho que está bien; no creo que sea buena idea que vayas a Madrid.
Fernando estaba preparando el viaje; ya tenía trazada la ruta que seguiría para entrar en España y había conseguido un nuevo pasaporte falso.
-Alicia sabes que necesito verla, no me quedaré tranquilo hasta que vea que está bien y que es capaz de vivir en España sin meterse en líos.
-Amor… -se acercó a abrazarle- Deberías aceptar que nuestra hija ha crecido, que tiene derecho a elegir cómo vivir su vida… Además ya sabes lo nerviosa que se pone si sabe que pretendes viajar a España; no debes correr el riesgo.
-Tú has ido, te has quedado tranquila y has podido pasar unos días con ella… ¿Por qué yo no puedo hacer lo mismo? Voy a ir te guste o no… Y le guste a ella o no.
Con estas palabras zanjó la discusión y salió de casa; necesitaba hablar con Antonio y preparar su estancia en Madrid, además quería despejarse. Alicia se quedó pensativa mientras ojeaba un viejo álbum de fotos; era de cuando Andrea empezaba a andar, en casi todas salía con Fernando. Siempre le gustó la relación que tenían su hija y su marido; se notaba que Fernando babeaba con la niña y ella le quería mucho. En todas las fotografías salían felices y riendo; en la última página había una de los tres, viendo la fotografía echó de menos esos primeros momentos junto a Fernando y Andrea. El tiempo se le había pasado volando, y la que hasta hace poco era su niña, ahora era toda una mujercita que quería volar sola. Aunque siempre la apoyó delante de Fernando, a ella también le había costado aceptar que Andrea ya no era su niñita y que debía empezar a vivir su vida.
En ese momento recordó el duro momento por el que pasó tiempo atrás; Andrea tenía unos cinco años, llevaban una vida que les llenaba, luchaban cada uno a su manera, vivían su amor y tenían la hija con la que siempre habían soñado. En esos días Fernando tuvo que volver a España para dar apoyo a unos compañeros que se habían quedado sin contactos. En principio estaría en Madrid un par de semanas hasta que se arreglara todo; en ese tiempo no podrían hablar por teléfono, su única comunicación sería a través de mensajes en clave por la radio. Los días pasaban tranquilos mientras Fernando estaba lejos; siempre escuchaba el mensaje acordado en la radio y sabía que la espera formaba parte de su vida. Faltaban tres o cuatro días para que Fernando regresase cuando no recibió el mensaje de radio; esa noche la pasó en vela y muy angustiada aunque intentó aparentar normalidad para no preocupar a Andrea que aún era muy pequeña para entender nada. Al día siguiente decidió ir a ver a Antonio para que la ayudase a ponerse en contacto con Fernando o al menos para saber qué estaba pasando. Antonio tardó varios días en poder saber lo que pasaba, en esos días Alicia había sentido nuevamente todo el dolor que sintió cuando esperaba la ejecución de Fernando…

 

No sabía qué era lo que pasaba pero una posibilidad era esa y sabía que no podría volver a soportarlo. En cuanto Antonio se enteró de cómo estaba la situación puso al corriente a Alicia; pero no eran buenas noticias… Fernando se había quedado aislado y solo podía esconderse y esperar a que las cosas se calmasen; pero ni siquiera eso podía tranquilizarla. En cualquier momento podían descubrirle, herirle, formarle otro consejo de guerra… Pasó más de un mes hasta que Fernando pudo regresar a París junto a ella; en ese momento decidieron que ninguno de los dos volvería a viajar a España. Harían su trabajo desde París por más que muchas veces estuviesen tentados de cruzar la frontera y solucionar algún imprevisto. Un año más tarde, Alicia tuvo que volver por un caso muy importante pero lo hizo acompañada de Antonio y sin correr el más mínimo riesgo. Ahora era consciente de que si pudo sobreponerse a ese dolor, sería capaz de todo; además, siempre podía contar con Fernando, con su amor, su confianza… Decidió ir a casa de Antonio y ayudarle con los preparativos; si Fernando veía con sus propios ojos que Andrea estaba bien, no se preocuparía tanto.
Los tres juntos prepararon el viaje y pasaron una tarde recordando viejas historias que se sabían de memoria; sin saber por qué, Alicia no dejaba de recordar a su padre y su empeño en que ella viviera en España.
Cuando llegaron a casa, cenaron rápidamente y pasaron la noche tumbados en el sofá y recordando; aunque llevaban muchos años juntos, seguían disfrutando al máximo de los pequeños momentos. Al día siguiente, Fernando saldría hacia Madrid, siempre que regresaba a España, Alicia sentía pánico, un miedo que no podía explicar con palabras. Los momentos previos a su fusilamiento fallido seguían muy presentes en ella; sabía que no podría volver a soportar algo parecido. Durante aquella semana, siempre que sonase el teléfono se le aceleraría el corazón pensando en que la llamada sería para confirmar sus mayores temores. Fernando también tenía miedo; pero no por él, sino por ellas dos, por su mujer y su hija. Sabía que si algo le pasaba, ellas se hundirían; no quería ni pensar en esa posibilidad; pero tampoco quería renunciar a ver a su hija instalada en España. Como siempre decía, era un riesgo que debía correr.
Los dos abrazados vieron cómo amanecía sobre París, el día se presentaba gris y frío; y ambos agradecieron no soportar un sol radiante en el momento de su despedida. Se abrazaron, se besaron y solo con la mirada se dijeron todo lo que pasaba por sus mentes en ese momento; todo el miedo, toda la angustia, toda la expectación, pero sobre todo, todo el amor que se tenían. Fernando emprendió su camino sin mirar atrás; siempre que debía separarse de ella, hacía lo mismo; sabía que si se giraba o si la miraba una última vez, nunca partiría. Ella le vio alejarse y con lágrimas en los ojos se dijo a sí misma que era lo que tenían que hacer.
 
 
Madrid
 
Mi madre me acaba de llamar; al parecer mi padre ha salido esta misma mañana de viaje para venir a verme. Me parece increíble que no me hayan consultado, pero es que ni siquiera me han avisado hasta que ya era un hecho. Hasta que Fernando no llegue a casa de Liberto no me quedaré tranquila; y eso no ocurrirá hasta mañana a medio día así que solo puedo esperar e intentar tranquilizarme. Como mis padres me han enseñado; es una batalla contra el tiempo y si aprendo a vencerlo, conseguiré todo lo que me proponga. Confieso que en estos momentos me gustaría poder tener su autocontrol, poder esperar sin impacientarme… Pero la naturaleza ha querido que en eso me parezca a mi madre; por lo visto antes de empezar en la lucha, ella también era impaciente e impulsiva.
Ayer llegué a casa muy tarde por eso no pude escribir; bueno, por eso y porque Liberto intentó echarme la bronca y al final acabamos hablando de cuando yo era pequeña y él me cuidaba como un hermano mayor. Y digo que intentó echarme la bronca porque el pobre no sabe… No le gusta tener que controlar a nadie y cuando llegué quiso castigarme pero al final se ablandó. El caso es que el día me cundió mucho; no fui a la facultad porque quería conocer Madrid; tengo que reconocer que Mikel y Silvia son unos guías estupendos. Conocí muchos sitios; además entramos a ver una película que me pareció realmente buena, se llama “Ana y los lobos” y es una crítica encubierta de la sociedad franquista española. Tengo que recomendársela a mis padres, de hecho, creo que podría ir con mi padre a verla. La verdad es que hay que ser muy ingenioso para crear una película así con la que burlar la censura y a la vez criticar el régimen. Ana es una chica inglesa que viaja a España como niñera; la mansión de la familia representa a España que está aislada del resto del mundo. Los distintos personajes representan los pilares del régimen: la abuela representa  la censura y se encarga de rechazar todo lo contrario a ella, los dos tíos de las niñas y el padre representan respectivamente la religión, la autoridad militar y la represión. Para que la familia permanezca unida la abuela no duda en infundir a sus hijos la idea de que hay que aniquilar a Ana. Su empeño tiene el efecto contrario y en Ana encontrarán todo lo que su madre les ha negado siempre; esa situación representa la corrupción moral y las incongruencias del Franquismo. Por otro lado, la madre de las niñas representa al propio Franco que quiere perpetuarse en el poder y llama a la unidad de la familia; y las niñas representan a esas nuevas generaciones que imitan los roles que les han enseñado. Ana por su parte, representa la libertad y la democracia que hace que todo el orden establecido se tambalee. Me gustó mucho la película; en cierto modo, me recordó a mi madre al tener que acostumbrarse a vivir en casa de sus tíos.
Otra cosa de la que tengo que hablar es de mi visita a la facultad de derecho; estuvimos buena parte de la tarde por las aulas y los pasillos. Me imaginaba a mi madre yendo y viniendo de la cafetería a la clase; como quería averiguar algo del primer marido de mi madre, pregunté a unos alumnos por los profesores. Al preguntar por el profesor Iniesta me dijeron que sí le conocían y que era un joven muy simpático y abierto; de entrada me sorprendió que le llamasen joven y pensándolo más, también me sorprendió el adjetivo abierto… Por lo que mi madre me ha contado, Álvaro Iniesta es un hombre algo retraído en las relaciones sociales. Todo cobró sentido cuando me dijeron que Pedro Iniesta esa tarde no estaba en la facultad pero que al día siguiente le podría encontrar a primera hora. No me atreví a preguntar por Álvaro Iniesta así que me despedí de los alumnos y seguimos con nuestra visita por la facultad. Tenía pensado ir mañana para ver si podía encontrarme con Pedro; pero con la noticia de que mi padre llega tendré que posponerlo hasta que se vaya. Tengo que dejar de escribir, como Liberto lleva unos días muy ocupado, ha querido compensarme llevándome a cenar esta noche y haciendo de guía para mí.

 




Comentarios hacia esta página:
Comentado por:09-04-2011, 17:26 (UTC)
relatosnoa
relatosnoa
Offline

Gracias Rodas!!! La visita a Pedro tendrá que esperar; lo primero es ver a Fernando sano y salvo Además, junto a su padre también descubrirá cosas del pasado
Un beso!!

Comentado por rodas, 09-04-2011, 11:33 (UTC):
Crucemos los dedos para que Fernando pueda ir al cine con Andrea, será señal que todo ha salido bien y que Alicia puede respirar de nuevo.
¿Se van a hacer amigos Pedro Iniesta y ella? Supongo que no se descubrirá a la primera, claro y Pedro puede ser muy diferente a Alvaro.
Se pone muy interesante y entrañable.



Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu página web:
Tu mensaje:

Enlaces de otros Blogs  
  Canal Noaproductions
Videos sobre Fernando Solís
(0 in 1137 out)

Slayer is watching
Blog de Slayer
(0 in 1039 out)

Zona Sara Casasnovas
Blog dedicado a la actriz gallega Sara Casasnovas
(0 in 1239 out)

Relatos Noa 2
Página secundaria de esta en la que se incluyen el resto de las capturas de los capítulos de la tercera temporada
(0 in 913 out)

Relatos Noa 3
Página secundaria de esta en la que se incluyen el resto de las capturas de los capítulos de la tercera temporada
(0 in 815 out)

Relatos Noa 4
Página secundario de esta en la que se incluyen el resto de las capturas de los capítulos de AEPS
(0 in 780 out)

Fer y Ali en AEPS
Canal de dailymotion con videos de Fernando y Alicia en Amar es para siempre
(0 in 1302 out)

Debe quedarse este link aquí?
Entonces inscríbete aquí:
=> Inscripción
 
¿Te ha gustado esta página? ¡Compártelo!  
   
Publicidad  
   
Novedades  
  19/03/17 Nuevo videomontaje: "Fernando & Alicia: "Espantaste a mi dolor"
29/04/15 Epílogo final del relato "Cartas desde el exilio"
20/10/14 Incluido apartado de la entrevista a Sara Casasnovas en el foro Amar en antenas revueltas
13/08/14 Incluido apartado de la entrevista a Carlos García en el foro Amar en antenas revueltas
22/01/14 Actualizada información sobre la encuesta de la web de Amar en Antena 3
08/09/13 Añadidos videos recopilatorios de las mejores escenas de Fernando & Alicia en Amar es para siempre
04/09/13 Añadidas capturas del capítulo 165 de AEPS en http://relatosnoa4.es.tl/
04/09/13 Añadidas escenas de los capítulos 163, 164 y 165 de AEPS
 
Hay 202520 visitantes ¡En RelatosNoa!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=