Fernando Solís & Alicia Peña  
  Home
  Fer & Ali en Amar es para siempre
  Capítulos de Amar es para siempre
  Entrevista a Carlos García en el foro Amar en antenas revueltas
  Entrevista a Sara Casasnovas en el foro Amar en antenas revueltas
  Cartas desde el exilio
  Videomontajes de AEPS
  Reviviendo el pasado
  Siguiendo sus pasos
  => Capítulo I
  => Capítulo II
  => Capítulo III
  => Capítulo IV
  => Capítulo V
  => Capítulo VI
  => Capítulo VII
  => Capítulo VIII
  => Capítulo IX
  => Capítulo X
  => Capítulo XI
  => Capítulo XII
  => Capítulo XIII
  => Capítulo XIV
  => Capítulo XV
  => Capítulo XVI
  => Capítulo XVII
  => Capítulo XVIII
  => Capítulo XIX
  => Capítulo XX
  => Capítulo XXI
  => Capítulo XXII
  => Capítulo XXIII
  => Capítulo XXIV
  => Capítulo XXV
  => Capítulo XXVI
  => Capítulo XXVII
  => Capítulo XXVIII
  => Capítulo XXIX
  => Capítulo XXX
  => Capítulo XXXI
  => Capítulo XXXII
  => Capítulo XXXIII
  => Capítulo XXXIV
  => Capítulo XXXV
  => Capítulo XXXVI
  => Capítulo XXXVII
  => Capítulo XXXVIII
  => Capítulo XXXIX
  => Capítulo XL
  => Capítulo XLI
  => Capítulo XLII
  => Capítulo XLIII
  => Capítulo XLIV
  => Capítulo XLV
  => Capítulo XLVI
  => Capítulo XLVII
  => Capítulo XLVIII
  => Capítulo XLIX
  => Capítulo L
  => Capítulo LI
  => Capítulo LII
  => Capítulo LIII
  => Capítulo LIV
  => Capítulo LV
  => Capíutlo LVI
  => Capítulo LVII
  => Capítulo LVIII
  Capturas de Fernando y Alicia
  Análisis de las escenas
  Recuerdos a Fer y Ali en otras temporadas
  Videos promocionales de Amar
  Fernando & Alicia en el libro de Amar
  Videos Homenaje a Amar en tiempos revueltos
  Encuestas ganadas por Fernando y Alicia
  Las escenas más románticas de Amar
  Las mejores escenas de despedida en Amar
  Los mejores fotomontajes
  Último videomontaje
  Fernando Solís en Flores para Belle
  Fernando Solís en la cuarta temporada
  Videomontajes AETR I
  Videomontajes AETR II
  Videomontajes AETR III
  Enlaces de otros blogs
  Contacto
Capítulo VI
Capítulo VI
 
Fernando estaba en el autobús, quedaban un par de horas para llegar a Madrid y estaba impaciente. No le asustaba el riesgo que estaba corriendo, lo que sí le asustaba era ver a su hija; le daba miedo pensar que en tan poco tiempo hubiese cambiado, o se hubiese implicado en la lucha, o estuviese mejor que en casa… No podía soportar pensar que ya no sería su niñita; para él, este viaje era la confirmación de que Andrea ya era una mujer. Se pasó el resto del trayecto recordando los primeros meses en París junto a Alicia; los preparativos para la llegada de su hija, las primeras discusiones por tonterías, la ilusión de empezar una vida con Alicia… Y después llegó su hija y les cambió la vida.
Al llegar a la estación de autobuses vio a Andrea acompañada de Liberto y de dos chicas más; suponía que eran compañeras de facultad de su hija.
-¡Papá! -Andrea corrió a abrazarle- Te he echado mucho de menos… Y he estado todo el día preocupada.
-No deberías preocuparte por mi… -se notaba que estaba emocionado-Recuerda que todo lo que sabes te lo he enseñado yo -ambos soltaron una carcajada y volvieron a abrazarse.
Liberto y Fernando se dieron un abrazo amistoso; llevaban tiempo sin verse pero nada había cambiado, seguían siendo dos grandes amigos. Aunque Fernando siempre le trató con un punto de paternalismo; al fin y al cabo, era el hijo de su gran amiga Andrea y sentía que le debía a ella intentar proteger a su hijo.
-Papá, ellas dos son Lucía y Mónica; son dos compañeras, bueno y también amigas. Chicas, él es mi padre…
-Andrés, -Fernando recordó que Andrea no sabía el nombre falso que utilizaba en esa ocasión e intervino rápidamente- encantado.
Los cinco juntos salieron de la estación de autobuses; Fernando quería enseñarle algo de Madrid a su hija, pero al final decidieron ir a casa de Liberto y comer tranquilos para tener toda la tarde por delante. Las amigas de Andrea les dejaron solos para que pudieran hablar en confianza; quedaron con ella en verse la tarde siguiente para ponerse al día de las clases que se perdería.
Fernando pretendía estar unos días con su hija para asegurarse de que estaba bien; le gustaría poder quedarse más, pero cada momento que permanecía en España ponía su vida en peligro. Sabía que no podría enseñar a su hija los lugares más importantes para él; no debía aparecer por la Plaza de los Frutos y no podría saludar a los dueños de El Asturiano como había podido hacer Alicia. Él pretendía acompañar a su hija al cementerio; no sería una visita muy alegre, pero se lo debía a sí mismo y a Roberto. Hacía algunos años que conocía el lugar exacto donde estaba enterrado su amigo y camarada y ahora que tenía la oportunidad, quería visitarle; además, quería que su hija fuese con él. Andrea había escuchado muchas historias sobre Roberto y siempre decía que le hubiese gustado conocerle; eso era imposible, pero por lo menos visitarían su tumba. También quería que su hija le acompañase a visitar la tumba de Joaquín Peña; él nunca había ido, de hecho no se atrevía a ir y no sabía si tenía ese derecho. Pero pensando en su hija supo que debían ir. Después de esas visitas, quería que su hija conociese junto a él bonitos paisajes de Madrid; quería trasmitirle el amor que sentía por esa tierra, al fin y al cabo era su tierra aunque le hubiese sido negada por sus ideas.
Durante la comida Andrea no dejaba de hablar sobre lo que había vivido en los últimos meses; Fernando la escuchaba embobado, le gustaba mucho escuchar a su hija. Le gustó escuchar que visitaba casi todos los días el bar El Asturiano y que se había hecho amiga de Luisa; le hubiese gustado conocer a la hija de Luisa e Ignacio; pero una vez más, no debía. También escuchaba atento todas las anécdotas que Andrea contaba sobre la universidad de periodismo; aunque le doliese reconocerlo, Andrea había crecido y se estaba convirtiendo en una gran mujer.
Después de la comida iban a pasar la tarde padre e hija solos; Liberto tenía reuniones en el despacho. Fernando decidió ir esa tarde al cementerio; Andrea sintió una mezcla de emoción y tristeza ante la idea de ir por primera vez a las tumbas de su abuelo materno y de Roberto. Fueron dando un paseo; primero visitarían la tumba de Roberto y después se dirigirían al cementerio donde estaba enterrado Joaquín. Al llegar, Andrea posó unas flores en la tumba de Roberto.
-Andrea, no sé si sabes que también es la primera vez que yo vengo aquí…
-No… Bueno, siempre me has hablado de Roberto, pero no de qué fue de su cuerpo y mucho menos de si habías venido o no…
-Hija, lo siento… -le costaba expresar sus sentimientos delante de su hija, era una sensación un poco rara; aunque en el fondo sabía que no le gustaba hacerlo porque era una prueba más de que Andrea ya no era su niña pequeña- Sabes que no se me da bien expresar lo que siento… Roberto fue muy importante para mí… Aunque a él siempre le decía que había que ser fríos y dejar a un lado los sentimientos, yo siempre le aprecié. De hecho, al principio me costó no contarle todo sobre mí… Lo más irónico es que se convirtió en un gran camarada, pero sobre todo en un gran amigo… Cuando supe que se había suicidado fue un duro golpe… Yo estaba escondido después de la misión fallida, estaba herido y casi acabado… Recuerdo que cuando tu madre me encontró en el piso franco… Yo estaba delirando y veía a Roberto… Sé que eran delirios; pero me gusta pensar que en cierto modo era Roberto el que me hablaba…


¿Sabes? Roberto siempre ha estado muy presente en mi vida, pero desde hace unos años… Creo que él podría ser muy importante en la lucha que se está librando ahora; él era un hombre de ideas, un hombre teórico que en unos años muy difíciles se vio obligado a luchar de la única forma que nos dejaron en ese tiempo… Si Roberto siguiese vivo, estoy seguro que aprenderías muchísimo de él…
Andrea abrazó a su padre; siempre que él se sinceraba, ella le admiraba un poco más, agradecía la sinceridad de su padre. Siempre supo que Roberto era un amigo muy querido para su padre; por eso sentía como una muestra de confianza en ella que Fernando la hiciese partícipe de lo que sentía por su gran amigo.
-Papá… Gracias por traerme, yo también quiero a Roberto; no pude conocerle pero siento que le conozco por todo lo que mamá y tú me habéis contado sobre él.
Una de las cosas que le gustaban a Fernando era que desde que estaba en España, le llamaba papá y no Fernando; todavía no se acostumbraba a eso y cada vez que lo escuchaba se le aceleraba el pulso.
-No, gracias a ti hija; gracias por querer escuchar las tonterías de tu padre…
-Sabes que no son tonterías.
Se quedaron unos minutos en silencio; cada uno intentaba expresar en su cabeza lo que sentía al estar allí; Fernando recordaba buenos momentos con Roberto, y sobre todo le pedía perdón una y otra vez por lo mal que salió la misión. Andrea por su parte, repetía en su cabeza una y otra vez las palabras que acababa de escuchar de su padre; siempre que sabía algún dato nuevo sobre Fernando, se sentía más unida a él.
Juntos se dirigieron al cementerio donde estaba enterrado Joaquín Peña, el padre de Alicia; Fernando se sentía un intruso en aquella visita, pero quería acompañar a su hija. Fue Fernando el que posó las rosas blancas en la tumba; Andrea también estaba algo cohibida ante la tumba de su abuelo, siempre había escuchado a Alicia hablar de su padre, por eso creía que le conocía muy bien pero sentía que fue un gran hombre y que ella no estaba a la altura.
Fernando intentaba pedirle a Joaquín perdón; sabía que él quería que Alicia se quedase en España para ayudar a cambiarla. Aunque ella ya vivía en París antes de reencontrarse, se sentía en cierta forma responsable de que se hubiese ido de España después de lo mal que lo pasó cuando le creía fusilado. Sin saber por qué, se sintió en paz con su pasado y con su vida con Alicia; porque no creía en esas cosas, sino pensaría que Joaquín le había liberado de esa culpa.
Andrea también sintió esa paz; aunque era algo distinto, sintió que su abuelo le daba fuerzas para luchar, para implicarse en todo lo que significase luchar por esa libertad que sus padres le inculcaron.
Después de tantas emociones, padre e hija se dirigieron juntos hacia un parque que Fernando recordaba del principio de su relación con Alicia. Alicia había participado en algunas escenas; habían pasado buenos momentos juntos y Fernando lo recordaba con cariño. Estuvieron unos minutos sentados en un banco, ambos echaban de menos a Alicia y hablaban sobre ella. Al caer la noche, fueron hacia casa de Liberto, Fernando no dejaba de contarle cosas sobre los momentos que pasaron Alicia y él en Madrid. Andrea ya conocía algunas anécdotas; pero gracias a ese arranque melancólico de su padre pudo conocer más momentos. Como cuando Alicia llegó tarde al rodaje de las escenas porque su tía le había preparado una encerrona con un cura; ella estaba muy cabreada por lo que el cura había dicho de la gente como su padre, en ese momento Fernando le había regalado unos libros y le había hecho sonreír. Andrea se sentía feliz de estar junto a su padre; nunca se había sentido tan cerca de él como en aquellos momentos.

 





Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu página web:
Tu mensaje:

Enlaces de otros Blogs  
  Canal Noaproductions
Videos sobre Fernando Solís
(0 in 1135 out)

Slayer is watching
Blog de Slayer
(0 in 1036 out)

Zona Sara Casasnovas
Blog dedicado a la actriz gallega Sara Casasnovas
(0 in 1237 out)

Relatos Noa 2
Página secundaria de esta en la que se incluyen el resto de las capturas de los capítulos de la tercera temporada
(0 in 910 out)

Relatos Noa 3
Página secundaria de esta en la que se incluyen el resto de las capturas de los capítulos de la tercera temporada
(0 in 810 out)

Relatos Noa 4
Página secundario de esta en la que se incluyen el resto de las capturas de los capítulos de AEPS
(0 in 777 out)

Fer y Ali en AEPS
Canal de dailymotion con videos de Fernando y Alicia en Amar es para siempre
(0 in 1301 out)

Debe quedarse este link aquí?
Entonces inscríbete aquí:
=> Inscripción
 
¿Te ha gustado esta página? ¡Compártelo!  
   
Publicidad  
   
Novedades  
  19/03/17 Nuevo videomontaje: "Fernando & Alicia: "Espantaste a mi dolor"
29/04/15 Epílogo final del relato "Cartas desde el exilio"
20/10/14 Incluido apartado de la entrevista a Sara Casasnovas en el foro Amar en antenas revueltas
13/08/14 Incluido apartado de la entrevista a Carlos García en el foro Amar en antenas revueltas
22/01/14 Actualizada información sobre la encuesta de la web de Amar en Antena 3
08/09/13 Añadidos videos recopilatorios de las mejores escenas de Fernando & Alicia en Amar es para siempre
04/09/13 Añadidas capturas del capítulo 165 de AEPS en http://relatosnoa4.es.tl/
04/09/13 Añadidas escenas de los capítulos 163, 164 y 165 de AEPS
 
Hay 202274 visitantes ¡En RelatosNoa!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=