Fernando Solís & Alicia Peña  
  Home
  Fer & Ali en Amar es para siempre
  Capítulos de Amar es para siempre
  Entrevista a Carlos García en el foro Amar en antenas revueltas
  Entrevista a Sara Casasnovas en el foro Amar en antenas revueltas
  Cartas desde el exilio
  Videomontajes de AEPS
  Reviviendo el pasado
  Siguiendo sus pasos
  => Capítulo I
  => Capítulo II
  => Capítulo III
  => Capítulo IV
  => Capítulo V
  => Capítulo VI
  => Capítulo VII
  => Capítulo VIII
  => Capítulo IX
  => Capítulo X
  => Capítulo XI
  => Capítulo XII
  => Capítulo XIII
  => Capítulo XIV
  => Capítulo XV
  => Capítulo XVI
  => Capítulo XVII
  => Capítulo XVIII
  => Capítulo XIX
  => Capítulo XX
  => Capítulo XXI
  => Capítulo XXII
  => Capítulo XXIII
  => Capítulo XXIV
  => Capítulo XXV
  => Capítulo XXVI
  => Capítulo XXVII
  => Capítulo XXVIII
  => Capítulo XXIX
  => Capítulo XXX
  => Capítulo XXXI
  => Capítulo XXXII
  => Capítulo XXXIII
  => Capítulo XXXIV
  => Capítulo XXXV
  => Capítulo XXXVI
  => Capítulo XXXVII
  => Capítulo XXXVIII
  => Capítulo XXXIX
  => Capítulo XL
  => Capítulo XLI
  => Capítulo XLII
  => Capítulo XLIII
  => Capítulo XLIV
  => Capítulo XLV
  => Capítulo XLVI
  => Capítulo XLVII
  => Capítulo XLVIII
  => Capítulo XLIX
  => Capítulo L
  => Capítulo LI
  => Capítulo LII
  => Capítulo LIII
  => Capítulo LIV
  => Capítulo LV
  => Capíutlo LVI
  => Capítulo LVII
  => Capítulo LVIII
  Capturas de Fernando y Alicia
  Análisis de las escenas
  Recuerdos a Fer y Ali en otras temporadas
  Videos promocionales de Amar
  Fernando & Alicia en el libro de Amar
  Videos Homenaje a Amar en tiempos revueltos
  Encuestas ganadas por Fernando y Alicia
  Las escenas más románticas de Amar
  Las mejores escenas de despedida en Amar
  Los mejores fotomontajes
  Último videomontaje
  Fernando Solís en Flores para Belle
  Fernando Solís en la cuarta temporada
  Videomontajes AETR I
  Videomontajes AETR II
  Videomontajes AETR III
  Enlaces de otros blogs
  Contacto
Capítulo XI

Capítulo XI

 

Fernando llevaba cerca de dos horas despierto; había dejado a Alicia durmiendo y se había colado en la habitación de su hija. Hacía mucho que no disfrutaba del día a día con Andrea así que pensaba disfrutar el tiempo que durase aquella visita. Porque sí, tenía claro que su hija estaba solo de visita, Andrea ya tenía una vida en España y estaba seguro que no renunciaría a ella.

Siempre le gustó velar el sueño de su hija; cuando de pequeña se ponía enferma, normalmente era él quien se pasaba la noche en la habitación de la niña. Alicia siempre se quejaba de que no la dejaba ser una madre preocupada, pero en el fondo le gustaba ver la relación que tenía Fernando con la niña. Aquella noche, cuando entró en la habitación de Andrea se encontró con una mujer y no con la niña que siempre fue; aún así, se quedó a velar su sueño, aunque posiblemente estaba intentando aceptar que sería de las últimas veces que haría aquello.


Empezaba a amanecer, Alicia se estaba despertando y no notó a Fernando al lado, enseguida supo dónde estaría y también que llevaría buena  parte de la noche allí. Se acercó sin hacer ruido a la habitación de Andrea, Fernando levantó la cabeza en el momento en que ella traspasaba la puerta; con esa mirada se dijeron todo. Una vez más, allí estaban los dos mirando dormir a su hija; no pudieron evitar acordarse de aquella primera noche que pasaron así. Hacía más de 18 años, pero lo recordaban todo muy bien; los dos se sentían a gusto junto a su hija y quisieron que lo primero que viera ella al despertarse fuese a sus padres.

Andrea tardó todavía un rato en despertarse; aunque antes de abrir los ojos sabía que allí estaban sus padres y decidió esperar un rato más. Aunque la gustase decir que era mayor, que ya no hacía falta que nadie la cuidase; en el fondo echaba de menos esos momentos, sus padres velando sus sueños, sus padres escuchando sus problemas, apoyándola... No podía evitarlo, los echaba de menos.

-¡Buenos días!

-Buenos días hija, todavía es pronto, si quieres dormir un poco más...

-No, mamá; me apetece estar con vosotros. Papá ¿cuánto tiempo llevas aquí? Seguro que apenas has dormido...

-Bueno, algo sí he dormido... -le asombraba lo bien que le conocía su hija- Además ya sabes que no soy de dormir mucho... Bueno, cuéntanos; que ayer con las ganas de vernos apenas nos contaste nada de cómo te va en España.

-Jo papá; ¡pero si os llamo todos los días! Ya sabéis cómo me va; como siempre...

-Andrea, papá no se refiere a lo que nos cuentas por teléfono... Hija, no somos tontos, aunque por teléfono prefiramos fingir...

-Es cierto, sabemos que hay cosas que no nos cuentas... -Andrea se incorporó de golpe; creía que le iba a caer una buena bronca- No, no te preocupes; no queremos regañarte ni prohibirte nada... No creo que debamos y, de hecho, no creo que nos dejases... -los tres soltaron una carcajada- Lo que queremos es saber, nada más; ver si te podemos dar algún consejo... Pero queremos que seas sincera.

 

Mientras Andrea se sinceraba con sus padres y les contaba casi todo lo que había vivido desde que se fue de París; en España ocurría un hecho que haría que tanto Andrea como sus padres se replanteasen su situación actual. Era veinte de diciembre y en unos minutos el centro de Madrid se llenó de caos y desconcierto; nadie sabía a ciencia cierta qué había pasado, solo sabían que un coche había salido por los aires. En seguida se extendió la versión oficial de una explosión de gas; aunque no dejó de hablarse de un atentado. Pasados los primeros instantes, todos los españoles supieron que ETA estaba detrás de ese atentado.

Fernando, Alicia y Andrea habían decidido pasar el día disfrutando de París; era el primer día en mucho tiempo que podían estar los tres juntos y no querían perdérselo. No pararon en casa en todo el día; eran cerca de las once de la noche y se disponían a abrir la puerta cuando oyeron el teléfono, Fernando fue a cogerle mientras Alicia y Andrea se quitaban los abrigos. Fernando apenas habló, pero vieron en su cara preocupación; en cuanto colgó, Andrea le preguntó.

-Papá ¿qué ha pasado? ¿Por qué te llamaba Antonio?

-Liberto ha vuelto a España- se acercó a su hija y le besó la frente- en España ha habido un atentado contra Carrero Blanco…

-¡¿Cómo?! -Alicia fue la primera en reaccionar- ¿Pero qué ha pasado?

-No se sabe muy bien, pero parece ser que ETA ha volado el coche en el que viajaba Carrero Blanco. Están deteniendo a todo el mundo, da igual que no tenga nada que ver… Bueno, ya sabes… En fin, todo el que está fichado por asuntos políticos tiene peligro de que le detengan. Y claro, con tantas detenciones, Liberto ha tenido que volver antes de tiempo.

-Papá… ¿Y ahora qué pasará?

Andrea tenía miedo, nunca antes había pasado por nada parecido; además, muchos de sus compañeros tanto del grupo como de clase estaban fichados así que era posible que alguno estuviese detenido.

-No lo sé, Andrea, -la abrazó con todas sus fuerzas- no lo sé… ¡Joder! ¿No podían estarse quietecitos? A buenas horas intentan acabar con el régimen usando las armas… Parece mentira que no piensen en el resto de compañeros… Esto le va a venir a Franco de perlas para ser implacable en el proceso 1001… ¡Joder! ¿Cómo vamos a defender a los procesados frente a la  opinión pública si ha habido un atentado con bomba?

Fue Fernando el único que manifestó en voz alta lo que los tres pensaban; las cosas se ponían muy difíciles para todos.

 

En cuanto Andrea se tranquilizó un poco, quiso llamar a alguno de sus amigos y saber si algún conocido estaba detenido; sus padres la acompañaron hasta una cabina. Primero lo intentó con Mikel, pero en su casa nadie cogía el teléfono; después llamó a Joel y pasó lo mismo. En ese momento, decidió llamar a El Asturiano para hablar con Luisa; allí sí cogieron el teléfono y en seguida se puso Luisa.

-Luisa, soy Andrea… ¿Qué ha pasado? ¿Sabes algo de los demás?

-Hola Andrea… Si te digo la verdad, sabemos lo que ha pasado hace unas pocas horas… El día en Madrid ha sido horrible, todo eran versiones sin sentido, rumores… -bajó la voz, el bar estaba lleno y no quería que nadie se enterase- Han detenido a Silvia y a Joel…

-¡¿Qué?! ¡Joder!

-También han ido a por Mikel, pero ya se había puesto a salvo… No sé si lo sabes, pero ha sido la ETA.

-Sí, lo sé… ¿Sabes cómo están?

-No, no sé nada… En realidad, han ido a por todos los compañeros que estaban fichados… Del grupo han desaparecido todos menos Raúl y yo que no estamos fichados. El resto han decidido esconderse antes de que les cojan; a Silvia y a Joel no les dio tiempo…

-Gracias Luisa… Creo que me vuelvo a España mañana mismo; necesito estar allí…

-Como quieras pero ahora ni podemos ni debemos hacer nada… Las cosas están demasiado revueltas.

-Sí, lo sé; pero necesito estar allí y saber qué pasa de primera mano.

-Está bien, cuando llegues pásate por aquí.

-Claro, un beso.

-Otro para ti, adiós.

En cuanto colgó, Fernando se acercó a ella.

-No pienses ni por un momento que te voy a permitir ir a España en estos momentos.

-Fernando, -volvía a llamarle por su nombre- lo voy a hacer, te guste o no; han detenido a dos compañeros y no puedo quedarme aquí como si nada…

-Andrea, tu padre tiene razón; es mejor que dejes pasar un poco de tiempo para que las cosas se calmen.

-¡Pero qué pasa! ¿¡A vosotros os da igual lo que les pase a mis amigos!? ¡Pues a mi no! Y voy a ir os guste o no.

Andrea echó a andar y sus padres la siguieron; ninguno de los tres dijo nada en todo el camino a casa. Todos estaban asustados y no sabían muy bien cómo debían actuar. Al llegar a casa, Fernando ya había tomado una decisión.

-Nosotros iremos contigo.

-¡Qué! Ni hablar; eso sí que no, no quiero que os pongáis en peligro por esto. Voy a ir yo, son mis amigos y compañeros así que no hay más que hablar.

-Mira Andrea; no sé qué pensará tu madre, pero yo tengo claro que voy a ir contigo, voy a intentar ayudar en todo lo que pueda… Pero sobre todo, no pienso dejar que vuelvas sola y que pases los peores días de tu vida sola.

-Estoy de acuerdo; iremos los tres.

-¡No! ¡Es peligroso para vosotros!

-Hija, también lo es para ti y has asegurado que irás… Tu padre puede ser de mucha ayuda a la hora de buscar lugares seguros para todos los compañeros que necesiten esconderse y yo… ¡Soy abogada! Seguro que puedo hacer algo por tus amigos.

Andrea abrazó a sus padres; había estado tan preocupada por sus amigos, por su lucha, por ella misma… Que ni siquiera había pensado en que a sus padres también les afectaba lo que pasaba en España; al fin y al cabo, era su país, habían luchado por él con todas sus fuerzas.

Pasaron la noche en vela; Fernando y Alicia fumaron aquella noche más que en toda su vida, entre los tres se animaban y se decían que no pasaría nada. Cuando ya no sabían qué hacer para distraerse y que la noche se pasase cuanto antes; Andrea sacó sus cuadernos y se los dejó a sus padres para que los leyesen aunque no les dejó lo que había escrito en el tren de vuelta. Cada vez que leían algo sobre la lucha sonreían, estaban muy orgullosos de haber educado a una hija tan comprometida.

Era muy temprano cuando Fernando fue a la estación de tren a sacar tres billetes a Madrid, Alicia estaba con Antonio, quien les iba a dar pasaportes falsos para poder estar en España unas semanas. No sabían muy bien cuanto tiempo se quedarían en Madrid; pero lo que tenían claro era que querían ayudar en todo lo que pudiesen.





Comentarios hacia esta página:
Comentado por:21-05-2011, 12:07 (UTC)
relatosnoa
relatosnoa
Offline

Muchas gracias La Propia!!! Un beso!!

Comentado por La Propia, 21-05-2011, 11:48 (UTC):
Gracias, Noa! Tú relato fantástico y se pone mejor cada vez. Me encanta!
Besos,
La Propia

Comentado por:21-05-2011, 10:25 (UTC)
relatosnoa
relatosnoa
Offline

Gracias Rodas!! La verdad es que al escribir sobre hechos reales, siempre lo he hecho con algo de "cautela" porque no los viví y por mucho que haya leído o visto en series... :-
En fin, me alegro que resulte creíble A partir de ahora, Andrea va a aprender mucho de sus padres
Un beso!!!

Comentado por rodas, 21-05-2011, 10:09 (UTC):
Lo primero que me viene a la mente cuando lo he terminado de leer es: Si no puedes vencerles únete a ellos y así lo hacen Fernando y Alicia, acompañan a Andrea Vuelves a reflejar perfectamente el "descaro" de los jóvenes frente a los sabios consejos de la experiencia sin por eso dejar de tenerla en cuenta, sobre todo, si esa experiencia viene de la mano de Fernando y Alicia.



Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu página web:
Tu mensaje:

Enlaces de otros Blogs  
  Canal Noaproductions
Videos sobre Fernando Solís
(0 in 1243 out)

Slayer is watching
Blog de Slayer
(0 in 1145 out)

Zona Sara Casasnovas
Blog dedicado a la actriz gallega Sara Casasnovas
(0 in 1338 out)

Relatos Noa 2
Página secundaria de esta en la que se incluyen el resto de las capturas de los capítulos de la tercera temporada
(0 in 1015 out)

Relatos Noa 3
Página secundaria de esta en la que se incluyen el resto de las capturas de los capítulos de la tercera temporada
(0 in 922 out)

Relatos Noa 4
Página secundario de esta en la que se incluyen el resto de las capturas de los capítulos de AEPS
(0 in 882 out)

Fer y Ali en AEPS
Canal de dailymotion con videos de Fernando y Alicia en Amar es para siempre
(0 in 1413 out)

Debe quedarse este link aquí?
Entonces inscríbete aquí:
=> Inscripción
 
¿Te ha gustado esta página? ¡Compártelo!  
   
Publicidad  
   
Novedades  
  12/10/17 Nuevo videomontaje: "Fernando & Alicia: Tan posible y tan quimera"
29/04/15 Epílogo final del relato "Cartas desde el exilio"
20/10/14 Incluido apartado de la entrevista a Sara Casasnovas en el foro Amar en antenas revueltas
13/08/14 Incluido apartado de la entrevista a Carlos García en el foro Amar en antenas revueltas
22/01/14 Actualizada información sobre la encuesta de la web de Amar en Antena 3
08/09/13 Añadidos videos recopilatorios de las mejores escenas de Fernando & Alicia en Amar es para siempre
04/09/13 Añadidas capturas del capítulo 165 de AEPS en http://relatosnoa4.es.tl/
04/09/13 Añadidas escenas de los capítulos 163, 164 y 165 de AEPS
 
Hay 223839 visitantes ¡En RelatosNoa!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=