Fernando Solís & Alicia Peña  
  Home
  Fer & Ali en Amar es para siempre
  Capítulos de Amar es para siempre
  Entrevista a Carlos García en el foro Amar en antenas revueltas
  Entrevista a Sara Casasnovas en el foro Amar en antenas revueltas
  Cartas desde el exilio
  Videomontajes de AEPS
  Reviviendo el pasado
  Siguiendo sus pasos
  => Capítulo I
  => Capítulo II
  => Capítulo III
  => Capítulo IV
  => Capítulo V
  => Capítulo VI
  => Capítulo VII
  => Capítulo VIII
  => Capítulo IX
  => Capítulo X
  => Capítulo XI
  => Capítulo XII
  => Capítulo XIII
  => Capítulo XIV
  => Capítulo XV
  => Capítulo XVI
  => Capítulo XVII
  => Capítulo XVIII
  => Capítulo XIX
  => Capítulo XX
  => Capítulo XXI
  => Capítulo XXII
  => Capítulo XXIII
  => Capítulo XXIV
  => Capítulo XXV
  => Capítulo XXVI
  => Capítulo XXVII
  => Capítulo XXVIII
  => Capítulo XXIX
  => Capítulo XXX
  => Capítulo XXXI
  => Capítulo XXXII
  => Capítulo XXXIII
  => Capítulo XXXIV
  => Capítulo XXXV
  => Capítulo XXXVI
  => Capítulo XXXVII
  => Capítulo XXXVIII
  => Capítulo XXXIX
  => Capítulo XL
  => Capítulo XLI
  => Capítulo XLII
  => Capítulo XLIII
  => Capítulo XLIV
  => Capítulo XLV
  => Capítulo XLVI
  => Capítulo XLVII
  => Capítulo XLVIII
  => Capítulo XLIX
  => Capítulo L
  => Capítulo LI
  => Capítulo LII
  => Capítulo LIII
  => Capítulo LIV
  => Capítulo LV
  => Capíutlo LVI
  => Capítulo LVII
  => Capítulo LVIII
  Capturas de Fernando y Alicia
  Análisis de las escenas
  Recuerdos a Fer y Ali en otras temporadas
  Videos promocionales de Amar
  Fernando & Alicia en el libro de Amar
  Videos Homenaje a Amar en tiempos revueltos
  Encuestas ganadas por Fernando y Alicia
  Las escenas más románticas de Amar
  Las mejores escenas de despedida en Amar
  Los mejores fotomontajes
  Último videomontaje
  Fernando Solís en Flores para Belle
  Fernando Solís en la cuarta temporada
  Videomontajes AETR I
  Videomontajes AETR II
  Videomontajes AETR III
  Enlaces de otros blogs
  Contacto
Capítulo XII

Capítulo XII

 

Llevaban varias horas de viaje, desde que subieron al tren ninguno había hecho ningún comentario; se sentían extraños ante aquel viaje inesperado y peligroso. Cada uno tenía sus propios miedos, pero ninguno de los tres quería expresarlos; se dedicaron a mirar por la ventanilla. No había mucho que mirar, el día era oscuro y según se acercaban a España la tormenta se hacía más intensa. Andrea era la que más miedo tenía, pero además se sentía culpable. Creía que si ella no estuviese estudiando en España, sus padres no se pondrían en peligro volviendo; sabía que les importaba lo que pasaba en España, pero también sabía que de no estar ella por medio, ellos habrían ayudado en la medida de lo posible desde París. Mientras las gotas de lluvia seguían acumulándose en el cristal, Andrea se recostó en el hombro de su padre y poco a poco fue pasando a un estado de somnolencia. Fernando y Alicia no hablaron; con solo mirarse se decían todo; ambos tenían miedo, pero su miedo iba más allá de la situación que se iban a encontrar en España. Su miedo tenía que ver con ese miedo irracional que sienten los padres cuando sus hijos están en peligro; no era un sentimiento que pudiesen controlar, ni siquiera podían explicarlo.

Poco a poco se fueron acercando a Madrid; aunque para ellos el tiempo pasaba muy deprisa, sentían que se acercaban vertiginosamente al lugar del peligro. Andrea se pasó el viaje dormida; por la noche no había podido dormir nada y no estaba acostumbrada. Mientras, sus padres fumaban y se miraban apoyándose; con ese simple gesto se dijeron muchas cosas durante aquel viaje. Cuando la megafonía anunció que en unos minutos llegarían a Madrid, decidieron despertar a Andrea; y los tres esperaron pacientemente la llegada a la estación.

Al bajarse del tren ni Alicia ni Fernando pudieron evitar emocionarse; nunca habían estado los tres juntos en España y era algo con lo que siempre habían soñado a pesar de saber que era muy poco probable que ocurriera. Pero el destino es caprichoso y allí estaban ellos junto a su hija bajando del tren que acababa de traerles de vuelta a su país. No se entretuvieron mucho, cogieron el equipaje y tras echar un vistazo rápido al exterior de la estación, pararon un taxi y se dirigieron a casa de Liberto. Antes de asentarse en un lugar, preferían hacerlo en casa de su amigo para informarse mejor de cómo estaban las cosas. Liberto les estaba esperando algo nervioso, eran días de mucho trabajo intentado ayudar a los compañeros que habían sido detenidos; aún así, no podía dejar de recibirles y contarles de primera mano la situación de Madrid en aquellos momentos. Después de saludarse y de asegurarse que todos estaban bien, Andrea quiso acercarse a El Asturiano para hablar con Luisa.

Alicia se empeñó en acompañarla mientras Fernando y Liberto preparaban su estancia en Madrid para los próximos días. 

 

Al llegar al bar les pareció extraño que estuviese cerrado; llamaron a la puerta temblando de frío mientras intentaban protegerse de la lluvia incesante. Tuvieron que llamar de nuevo pasados unos instantes porque nadie atendía; cuando estaban a punto de irse oyeron un ruido.

-Luisa -la voz de Andrea era apenas un susurro- soy Andrea, ábreme por favor.

Al momento Marcelino se asomó y al comprobar que eran Andrea y Alicia abrió un poco más la puerta, solo lo justo para que entrasen y en cuanto estuvieron dentro cerró de golpe. Después de los abrazos, Marce se puso realista.

-¡¿Pero estáis locas?! ¿Cómo se os ocurre venir? -Alicia pensaba que se refería a ir al bar, a ponerles en peligro a ellos. Fue en ese momento cuando tuvo consciencia del momento que se vivía en Madrid- Deberíais haberos quedado en Francia hasta que escampe todo por aquí… Es muy peligroso que hayáis vuelto en este momento.

-Marce… Siento haberos puesto en peligro, deberíamos habernos quedado en casa de… En casa de nuestro amigo; pero es que Andrea quería hablar con Luisa…

-¡Joder Alicia! No lo decía por eso… Lo decía por vosotras, por vuestra seguridad… A nosotros nadie nos puede acusar de nada, pero a ti… Si alguien te reconoce…

-No te preocupes, tendremos cuidado… ¿Dónde están los demás?

-Por suerte Manolita, y las chicas están en el pueblo; se fueron a pasar las fiestas a casa de una tía de Manolita que está mal… Como alguien tiene que quedarse para abrir el bar, nos quedamos Luisa y yo… Al menos a ellas las ha pillado lejos y no tienen que pasar por nada de esto…

Mientras Marce y Alicia se retiraron a hablar de cómo estaban las cosas después del atentado, Luisa y Andrea hicieron lo propio pero hablando de sus conocidos.

-¿Has sabido algo nuevo?

-No… Como te dije, Silvia y Joel están detenidos; sé a donde han ido Mikel y Ricardo; del resto no sé nada… Todo el mundo ha desaparecido, y hacen bien…

-¡Joder! Y yo en París… ¡Debería haberme quedado!

-No digas tonterías… Aquí no hubieses podido hacer nada y al menos has podido ver a tus padres. ¿Han venido los dos o solo tu madre?

-No, hemos venido los tres, mi padre… Mi padre está en mi casa buscando un lugar donde quedarse

 -Si quieres puede quedarse aquí, seguro que a mi padre no le importará. Bueno, él y tu madre claro.

-No Luisa, no hace falta, además, sería poneros en peligro a vosotros y ni él ni mi madre lo consentirían.

Ambas amigas se abrazaron, las dos tenían miedo, era la primera vez que ellas pasaban por una situación parecida. Aunque sabían por boca de otros lo que era la lucha, nunca se imaginaron aquella sensación. Después de contarse cómo habían reaccionado ante la noticia del atentado, las dos quisieron ir a encontrarse con Ricardo; que era el que tomaba las decisiones en su grupo. Sabían donde se escondía porque había sido Luisa quien le ayudó a hacerlo; lo complicado sería hacer que sus padres les dejasen salir sin ir acompañadas. Se acercaron a ellos justo en el momento en que Alicia le contaba a Marce que su marido también había viajado a Madrid.

-Mamá, Luisa y yo queremos salir a dar una vuelta, enseguida volvemos.

-¡De eso nada! -Marce se adelantó a contestar- Ya sé yo lo que queréis vosotras... Si salís, tendrá que ser con Alicia o conmigo. Nada de ir solas con la que está cayendo.

-Andrea, Marce tiene razón... Los dos sabemos que estáis metidas en un grupo clandestino; deberíais confiar en nosotros, os podemos ayudar...

Aunque lo intentaron, no les sirvió para nada; al final decidieron ir al encuentro de Ricardo acompañadas de Alicia y de Marce.

 

Cuando llegaron al lugar, Luisa golpeó la puerta tres veces y seguidamente silbó un par de veces; era la contraseña indicada. Al instante alguien abrió la puerta y pudieron pasar los cuatro al interior de aquella casa deshabitada y prácticamente en ruinas.

-¿Quienes son? ¡Joder! ¡Con la que está cayendo y os presentáis aquí con dos desconocidos!

-Ricardo, son nuestros padres, no te preocupes, ellos pueden ayudar te lo aseguro... Bueno, en realidad él es mi padre -dijo señalándole- y ella la madre de Andrea.

-Siento mi reacción, pero la seguridad es muy importante...

-Te entiendo más de lo que puedas creer... Yo soy Ana -dijo Alicia tendiéndole la mano- y soy abogada, trabajo para el Partido y en el pasado formé parte de la lucha clandestina.

-Yo soy Marcelino -también le tendió la mano pero con un deje de desconfianza, él no estaba acostumbrado a aquello y su reacción al verles le había parecido desmesurada- encantado.

-Igualmente.

 

Ricardo les contó en qué podían ayudar en aquel momento; les habló de un par de compañeros que necesitaban refugio y Marcelino ofreció el sótano de El Asturiano. Sin poder evitarlo, recordó a su gran amigo Antonio; cuando perdieron la guerra le escondió en ese sótano hasta que el propio Antonio se entregó. Se paró a pensarlo, y sabía que era peligroso; pero también sabía que siempre que alguien le necesitaba él accedía porque era lo que creía que tenía que hacer. Aunque también sabía que si Manolita y el resto de sus hijas no estuviesen en el pueblo, seguramente no se habría ofrecido, no las hubiese puesto en peligro nunca. Con Luisa era distinto, y no porque no fuese su hija biológica; para él era igual de hija que el resto. Pero lo sentía distinto porque sabía que la naturaleza de Luisa era implicarse en la lucha, al igual que lo fue la de sus verdaderos padres.

Alicia supo que de ese grupo de lucha solo habían detenido a dos; a Silvia y a Joel, que además eran muy buenos amigos de Andrea. Se comprometió a interesarse por sus casos; Ricardo pudo comprobar que lo que le dijo Luisa al entrar era verdad, Marcelino y Ana servían de mucha ayuda en aquel momento. Se despidieron de Ricardo y al salir, cada uno tomó el camino para ayudar a su manera. Marcelino y Luisa fueron al encuentro de aquellos dos compañeros que necesitaban un lugar en el que esconderse; y Alicia y Andrea se dirigieron a los calabozos de la Dirección General de Seguridad de la Puerta del Sol donde tenían detenidos a Silvia y Joel. La noche estaba a punto de caer sobre Madrid, pero no era hora de descansar.






Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu página web:
Tu mensaje:

Enlaces de otros Blogs  
  Canal Noaproductions
Videos sobre Fernando Solís
(0 in 1135 out)

Slayer is watching
Blog de Slayer
(0 in 1036 out)

Zona Sara Casasnovas
Blog dedicado a la actriz gallega Sara Casasnovas
(0 in 1237 out)

Relatos Noa 2
Página secundaria de esta en la que se incluyen el resto de las capturas de los capítulos de la tercera temporada
(0 in 910 out)

Relatos Noa 3
Página secundaria de esta en la que se incluyen el resto de las capturas de los capítulos de la tercera temporada
(0 in 811 out)

Relatos Noa 4
Página secundario de esta en la que se incluyen el resto de las capturas de los capítulos de AEPS
(0 in 778 out)

Fer y Ali en AEPS
Canal de dailymotion con videos de Fernando y Alicia en Amar es para siempre
(0 in 1301 out)

Debe quedarse este link aquí?
Entonces inscríbete aquí:
=> Inscripción
 
¿Te ha gustado esta página? ¡Compártelo!  
   
Publicidad  
   
Novedades  
  19/03/17 Nuevo videomontaje: "Fernando & Alicia: "Espantaste a mi dolor"
29/04/15 Epílogo final del relato "Cartas desde el exilio"
20/10/14 Incluido apartado de la entrevista a Sara Casasnovas en el foro Amar en antenas revueltas
13/08/14 Incluido apartado de la entrevista a Carlos García en el foro Amar en antenas revueltas
22/01/14 Actualizada información sobre la encuesta de la web de Amar en Antena 3
08/09/13 Añadidos videos recopilatorios de las mejores escenas de Fernando & Alicia en Amar es para siempre
04/09/13 Añadidas capturas del capítulo 165 de AEPS en http://relatosnoa4.es.tl/
04/09/13 Añadidas escenas de los capítulos 163, 164 y 165 de AEPS
 
Hay 202286 visitantes ¡En RelatosNoa!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=