Fernando Solís & Alicia Peña  
  Home
  Fer & Ali en Amar es para siempre
  Capítulos de Amar es para siempre
  Entrevista a Carlos García en el foro Amar en antenas revueltas
  Entrevista a Sara Casasnovas en el foro Amar en antenas revueltas
  Cartas desde el exilio
  Videomontajes de AEPS
  Reviviendo el pasado
  Siguiendo sus pasos
  => Capítulo I
  => Capítulo II
  => Capítulo III
  => Capítulo IV
  => Capítulo V
  => Capítulo VI
  => Capítulo VII
  => Capítulo VIII
  => Capítulo IX
  => Capítulo X
  => Capítulo XI
  => Capítulo XII
  => Capítulo XIII
  => Capítulo XIV
  => Capítulo XV
  => Capítulo XVI
  => Capítulo XVII
  => Capítulo XVIII
  => Capítulo XIX
  => Capítulo XX
  => Capítulo XXI
  => Capítulo XXII
  => Capítulo XXIII
  => Capítulo XXIV
  => Capítulo XXV
  => Capítulo XXVI
  => Capítulo XXVII
  => Capítulo XXVIII
  => Capítulo XXIX
  => Capítulo XXX
  => Capítulo XXXI
  => Capítulo XXXII
  => Capítulo XXXIII
  => Capítulo XXXIV
  => Capítulo XXXV
  => Capítulo XXXVI
  => Capítulo XXXVII
  => Capítulo XXXVIII
  => Capítulo XXXIX
  => Capítulo XL
  => Capítulo XLI
  => Capítulo XLII
  => Capítulo XLIII
  => Capítulo XLIV
  => Capítulo XLV
  => Capítulo XLVI
  => Capítulo XLVII
  => Capítulo XLVIII
  => Capítulo XLIX
  => Capítulo L
  => Capítulo LI
  => Capítulo LII
  => Capítulo LIII
  => Capítulo LIV
  => Capítulo LV
  => Capíutlo LVI
  => Capítulo LVII
  => Capítulo LVIII
  Capturas de Fernando y Alicia
  Análisis de las escenas
  Recuerdos a Fer y Ali en otras temporadas
  Videos promocionales de Amar
  Fernando & Alicia en el libro de Amar
  Videos Homenaje a Amar en tiempos revueltos
  Encuestas ganadas por Fernando y Alicia
  Las escenas más románticas de Amar
  Las mejores escenas de despedida en Amar
  Los mejores fotomontajes
  Último videomontaje
  Fernando Solís en Flores para Belle
  Fernando Solís en la cuarta temporada
  Videomontajes AETR I
  Videomontajes AETR II
  Videomontajes AETR III
  Enlaces de otros blogs
  Contacto
Capítulo XIV

Capítulo XIV

 

Llegaron al bar, Luisa abrió la puerta cerrada con llave y todos entraron; Marcelino fue el último en hacerlo y en cuanto cerró la puerta, fue hacia Fernando y le dio un abrazo. Alicia y Andrea les contemplaban emocionadas  mientras que Luisa seguía sin entender una sola palabra. Cuando por fin Marce soltó a Fernando se puso a preparar algo para tomar.

-Bueno, esto tendréis que explicármelo muy bien o voy a creer que me estoy volviendo loco… Pero antes de nada voy a servirnos algo para tranquilizarnos…

Sirvió tres copas de coñac para ellos y un dulce chocolate caliente para las chicas; ellas viendo la situación no se quejaron de esa pequeña discriminación. Se sentaron los cinco en una mesa y Marce se dispuso a escuchar a aquel hombre que él creía fusilado hacía más de dos décadas.

-Marce… Gracias por no preguntar nada en la calle -Fernando estaba emocionado y angustiado a la vez. Sabía que Marcelino no iba a decir nada, pero era muy peligroso que alguien supiese que él seguía vivo- Supongo que no entenderás nada…

-Papá, creo que antes de nada deberíamos contarle a Luisa quién eres porque no sabe de qué estamos hablando.

Después de explicarle a Luisa quién era y de explicarle a Marcelino cómo era posible que estuviese vivo y siguiese en la lucha, las chicas decidieron dejarles solos y se fueron a casa de Marcelino a descansar. Mientras, Fernando, Alicia y Marcelino se quedaron hablando de todo; de París, de sus respectivas vidas, de la situación actual de España, del pasado común, de lo mal que lo pasaron cuando supieron que iba a ser fusilado…


-Fernando, me alegro mucho que sobrevivieses… ¡No sabes la alegría que le darías a mi pobre padre si estuviese vivo! Nunca se olvidó de vosotros; quiero decir, de Roberto y de ti… Aunque normalmente Manuela y yo le mandábamos callar porque podía escucharle cualquiera, siempre era una alegría que recordara esos tiempos. Es más, ya habéis oído a Luisa, sabe mucho de los productores de cine que intentaron cargarse al chaparrito.

Los tres soltaron una carcajada.

-Siento no habértelo contado cuando vine con Andrea la primera vez… Era mejor así.

-Lo sé, Alicia, no te preocupes era lo que teníais que hacer.

-A Andrea le costó aceptarlo… Yo vine unos días a verla aunque como es lógico ni me planteé venir a visitaros… Pues ella no dejó de insistir para que viniésemos.

Se hizo un silencio incómodo, los tres sabían que aquella situación no se tenía que haber dado, pero la realidad era que, como casi siempre, el destino y la suerte habían decidido por ellos.

-Oye… ¿Qué pensáis de lo que ha pasado? ¿Cómo se ve desde fuera?

-En realidad -Alicia se anticipó a Fernando- no hemos tenido tiempo de enterarnos de qué se dice en Francia, en cuanto nos enteramos vinimos para Madrid…

-Lo que está claro es que Franco se ha quedado sin su sucesor… -Fernando seguía dándole vueltas a la situación-  ¿Qué pasará a partir de ahora? Creo que nadie lo puede saber, pero lo que sí es cierto es que las condenas para los del proceso 1001 van a ser ejemplares… Si te refieres a la postura del Partido… No creo que nadie sienta la muerte de Carrero… Era la mano derecha de Franco; pero una cosa es eso y otra muy distinta apoyar un atentado a estas alturas… La situación de la lucha ha cambiado muchísimo desde que desapareció el Maquis y desde que España entró en la ONU… Nadie con dos dedos de frente apoya a ETA pero tampoco lo condena… Otra cosa sería si hubiese atentado contra la población… Y lo peor de todo es que sabiendo lo que sé de ese grupo, no descarto que lo hagan en algún momento… Las cosas se ponen feas, eso está claro…

Se creó una atmósfera en la que cada uno decidió debatir consigo mismo su opinión sobre lo ocurrido; a Marce le vino bien conocer la opinión de personas tan implicadas en la lucha.

 

Poco a poco, el día fue ganando el pulso a la noche y cuando se quisieron dar cuenta era hora de abrir el bar. Sin llamar mucho la atención, Fernando y Alicia acompañaron a Marce a su casa para despertar a las chicas e irse con Andrea hacia la casa que ocuparían durante aquellos días. Antes de despedirse, Marce les hizo una propuesta.

-Supongo que no volveréis a París antes de Navidad… Me gustaría que pasarais con nosotros la Nochebuena y la Navidad. Antes de que os preocupéis… Manolita y las chicas no estarán hasta fin de año; así que solo estaremos Luisa y yo. Bueno… -aunque estaba en su propia casa, bajó el tono de voz- Y los dos chicos del sótano…

-Marce, nos encantaría ir a cenar con vosotros pero…

-Sí -Fernando interrumpió a Alicia-, cenaremos con vosotros… Alicia, ya lo saben, no hay nada que podamos hacer; y una cena con amigos el día de Nochebuena no nos vendrá mal…

Alicia besó a Fernando; ella hubiese aceptado desde el principio pero sabía que no debían. Se despidieron de Marce y su hija y tomaron un taxi hasta su nueva casa. Alicia quería seguir trabajando en los casos, pero primero decidió desayunar con Fernando y Andrea; en el desayuno Andrea no dejaba de hablar de Joel y Silvia y por más que su madre le decía una y otra vez que estaban bien, ella no podía evitar preocuparse.

 

En España era el día de la Lotería Nacional, pero ni siquiera ese hecho eclipsó la noticia de aquellos días. Se seguía hablando del atentado, de las consecuencias, del juicio 1001… En mitad de ese ambiente, Alicia acababa de dejar a su marido y su hija terminando de desayunar; quería ponerse cuanto antes en marcha. Además de los casos de los amigos de su hija, Liberto le había pedido que se encargase de algunos de los casos que le habían asignado a él. Después de desayunar, Fernando y Andrea irían a hablar con Ricardo para presentarse y ofrecerse para ayudar a esconder a compañeros. Fernando tenía experiencia y podía servir de mucho.

 

Sin apenas enterarse, el día llegaba a su fin; no habían descansado ni un minuto. No se habían visto desde por la mañana, Alicia se había dedicado a sus casos mientras Fernando y Andrea iban y venían buscando lugares seguros para los compañeros. Agradecían mucho el ajetreo de aquel día; habían tenido tanto que hacer que no habían tenido tiempo de preocuparse de una forma consciente, no habían tenido tiempo de pararse a analizar la situación en la que estaban. El día siguiente no fue distinto, aunque esta vez Andrea quiso acompañar a su madre; para ella era un orgullo ver que sus padres tenían distinta forma de luchar pero que esa lucha era complementaria. Ella no quería elegir, ella quería aprender de los dos; estar preparada para todo. Fernando agradeció que aquel día su hija acompañase a su madre, en cierta forma, necesitaba estar solo, necesitaba tiempo para asimilar todo lo que estaba haciendo. Pero sobre todo, necesitaba tiempo para asimilar que su mujer y su hija estaban implicadas en esto, que no solo él se la estaba jugando. Por primera vez desde que llegaron a Madrid tuvo miedo, miedo a todo; era la primera vez que lo pensaba fríamente y no le gustó esa sensación. Mientras Fernando pensaba en todo esto, Alicia y Andrea no tenían ni tiempo de pensar; nadie parecía interesado en tener en cuenta a aquella abogada francesa, pero ella seguía luchando, seguía trabajando por sus defendidos. Al final del día, Alicia había conseguido que liberasen a dos chicos de unos dieciocho años; era su pequeño triunfo y estaba orgullosa. Aunque le dolía el sufrimiento de su hija porque aún no habían soltado a sus compañeros.

Al llegar a casa, se encontraron con un Fernando tomando una copa mientras revisaba un montón de papeles y fumaba un cigarrillo.

-Ya estamos aquí, -se acercó a besarle- hemos tenido un día agotador… ¿A ti qué tal te ha ido?

-Bueno… -se acercó a dar un beso a su hija- Ya sabes, bien y mal… Al menos hemos ubicado a todos los compañeros que podían ser detenidos; pero lo malo está aún por llegar…

-¿Hay algo peor que esto papá?

-Andrea… -le gustaba que su hija siguiese siendo optimista, de hecho, lo envidiaba- Hay muchos detenidos que aún no han soltado, bueno, eso lo sabes… Pero también queda por conocerse la sentencia del proceso 1001, el nuevo presidente… Esto no ha hecho más que empezar.

-Sí… Eso parece… Bueno, yo os dejo, necesito descansar.

Dio un beso a sus padres y se fue a su habitación; era verdad que necesitaba descansar, pero además quería poder escribir algo en su diario.

Alicia se sirvió una copa mientras se sentaba al lado de Fernando.

-¿Qué haces? ¿Puedo ayudar?

Cogió un par de papeles que estaban sobre la mesa, Fernando la acarició de una forma que hacía mucho que no lo hacía. A Alicia le recordó a los tiempos en que Fernando trataba de protegerla, cuando no quería que tras el atentado fallido ella siguiese ayudándole.

-Mi amor, creo que deberías descansar…

-Sabes que no puedo descansar sabiendo que puedo seguir ayudando en algo… Supongo que serán informes sobre la situación; no se me da del todo bien esa parte, pero puedo leer contigo y analizar… Si tú quieres, claro.

Fernando apartó los papeles, le parecía increíble que a aquellas alturas la simple presencia de Alicia hiciese desaparecer todo lo demás, todas las preocupaciones, todas las responsabilidades.

-¿Sabes qué? Creo que por hoy ya hemos trabajado bastante los dos, bueno… Los tres porque Andrea no se ha quedado atrás.

-Sí, es una chica muy valiente y muy luchadora.

-No, no es una chica; es una mujer, y me recuerda a alguien que a su edad era igual de luchadora y valiente…

-Bueno, no le ha quedado más remedio; con los padres que tiene lo difícil hubiese sido que fuese algo distinto a lo que es.

-Eso es cierto -la sonrisa de Fernando mostraba que estaba encantado con cómo era su hija- Bueno, creo que es hora de irse a dormir, mañana será otro día y podremos continuar.

Alicia abrazó a Fernando, en momentos duros siempre necesitaba ese pequeño contacto con su marido. Juntos se fueron a su habitación y en unos minutos ambos estaban dormidos; llevaban tres días sin pegar ojo y aunque hubiesen querido, no habrían podido aguantar otro día más sin dormir.






Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu página web:
Tu mensaje:

Enlaces de otros Blogs  
  Canal Noaproductions
Videos sobre Fernando Solís
(0 in 1196 out)

Slayer is watching
Blog de Slayer
(0 in 1094 out)

Zona Sara Casasnovas
Blog dedicado a la actriz gallega Sara Casasnovas
(0 in 1290 out)

Relatos Noa 2
Página secundaria de esta en la que se incluyen el resto de las capturas de los capítulos de la tercera temporada
(0 in 963 out)

Relatos Noa 3
Página secundaria de esta en la que se incluyen el resto de las capturas de los capítulos de la tercera temporada
(0 in 868 out)

Relatos Noa 4
Página secundario de esta en la que se incluyen el resto de las capturas de los capítulos de AEPS
(0 in 832 out)

Fer y Ali en AEPS
Canal de dailymotion con videos de Fernando y Alicia en Amar es para siempre
(0 in 1357 out)

Debe quedarse este link aquí?
Entonces inscríbete aquí:
=> Inscripción
 
¿Te ha gustado esta página? ¡Compártelo!  
   
Publicidad  
   
Novedades  
  12/10/17 Nuevo videomontaje: "Fernando & Alicia: Tan posible y tan quimera"
29/04/15 Epílogo final del relato "Cartas desde el exilio"
20/10/14 Incluido apartado de la entrevista a Sara Casasnovas en el foro Amar en antenas revueltas
13/08/14 Incluido apartado de la entrevista a Carlos García en el foro Amar en antenas revueltas
22/01/14 Actualizada información sobre la encuesta de la web de Amar en Antena 3
08/09/13 Añadidos videos recopilatorios de las mejores escenas de Fernando & Alicia en Amar es para siempre
04/09/13 Añadidas capturas del capítulo 165 de AEPS en http://relatosnoa4.es.tl/
04/09/13 Añadidas escenas de los capítulos 163, 164 y 165 de AEPS
 
Hay 212161 visitantes ¡En RelatosNoa!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=