Fernando Solís & Alicia Peña  
  Home
  Fer & Ali en Amar es para siempre
  Capítulos de Amar es para siempre
  Entrevista a Carlos García en el foro Amar en antenas revueltas
  Entrevista a Sara Casasnovas en el foro Amar en antenas revueltas
  Cartas desde el exilio
  Videomontajes de AEPS
  Reviviendo el pasado
  Siguiendo sus pasos
  => Capítulo I
  => Capítulo II
  => Capítulo III
  => Capítulo IV
  => Capítulo V
  => Capítulo VI
  => Capítulo VII
  => Capítulo VIII
  => Capítulo IX
  => Capítulo X
  => Capítulo XI
  => Capítulo XII
  => Capítulo XIII
  => Capítulo XIV
  => Capítulo XV
  => Capítulo XVI
  => Capítulo XVII
  => Capítulo XVIII
  => Capítulo XIX
  => Capítulo XX
  => Capítulo XXI
  => Capítulo XXII
  => Capítulo XXIII
  => Capítulo XXIV
  => Capítulo XXV
  => Capítulo XXVI
  => Capítulo XXVII
  => Capítulo XXVIII
  => Capítulo XXIX
  => Capítulo XXX
  => Capítulo XXXI
  => Capítulo XXXII
  => Capítulo XXXIII
  => Capítulo XXXIV
  => Capítulo XXXV
  => Capítulo XXXVI
  => Capítulo XXXVII
  => Capítulo XXXVIII
  => Capítulo XXXIX
  => Capítulo XL
  => Capítulo XLI
  => Capítulo XLII
  => Capítulo XLIII
  => Capítulo XLIV
  => Capítulo XLV
  => Capítulo XLVI
  => Capítulo XLVII
  => Capítulo XLVIII
  => Capítulo XLIX
  => Capítulo L
  => Capítulo LI
  => Capítulo LII
  => Capítulo LIII
  => Capítulo LIV
  => Capítulo LV
  => Capíutlo LVI
  => Capítulo LVII
  => Capítulo LVIII
  Capturas de Fernando y Alicia
  Análisis de las escenas
  Recuerdos a Fer y Ali en otras temporadas
  Videos promocionales de Amar
  Fernando & Alicia en el libro de Amar
  Videos Homenaje a Amar en tiempos revueltos
  Encuestas ganadas por Fernando y Alicia
  Las escenas más románticas de Amar
  Las mejores escenas de despedida en Amar
  Los mejores fotomontajes
  Último videomontaje
  Fernando Solís en Flores para Belle
  Fernando Solís en la cuarta temporada
  Videomontajes AETR I
  Videomontajes AETR II
  Videomontajes AETR III
  Enlaces de otros blogs
  Contacto
Capítulo XLII

Capítulo XLII

 

Finales de mayo de 1974

 

Andrea está en plenos exámenes finales, no tiene tiempo para nada y está agobiada porque cree que no los ha preparado lo suficiente. Está deseando que llegue el verano, ya lo tiene planeado; el mes de julio lo pasarán en un pueblo de la costa de Cantabria, sus padres aún no lo saben, solo saben que es ella la que se encarga de preparar las vacaciones del mes de julio. El mes de agosto lo pasarán en París, Andrea no ve el momento de que llegue ese mes; aunque echa de menos París, lo que más ilusión le hace es poder conocer a Sancho, el primo de su padre, pues él es el encargado de hacer las fotografías del acto en que se homenajeará a los extranjeros participantes en la Resistencia. Sabe por su padre que Sancho es un hombre comprometido, incluso estuvo en Portugal para fotografiar la Revolución de los Claveles, además, es sincero y muy discreto. Su padre aún no le ha dicho quién es, aunque se está planteando contárselo pronto porque cada vez que se ven siente la necesidad de decírselo al ver la sinceridad y la confianza que Sancho empieza a tener con él. Andrea quiere que se lo diga ya, quiere que su padre recupere esa parte de su pasado; esa misma mañana ha hablado con él para que se lo diga cuanto antes.

Mientras Andrea repasa para sus exámenes en Madrid, Fernando en París piensa en las veces que se ha visto con Sancho; desde el primer encuentro se han visto tres veces más y ya han cogido cierta confianza. Fernando le ha hablado de su época en la Resistencia, Sancho le ha contado cómo intentó dejar de lado la política para continuar su relación con una chica llamada Almudena pero al final le fue imposible no involucrarse y el padre de ella no les permitió continuar su relación. Además, Sancho le ha contado sus orígenes, al menos lo que le han contado; le ha dicho todo sobre su padre, lo mucho que su madre le hizo admirarle desde pequeño… En esos momentos a Fernando se le hacía muy cuesta arriba no decirle quien es. Hace un rato ha hablado con Andrea y ella le ha dicho que debe sincerarse con Sancho cuanto antes; sabe que el que les delate no es problema pero ahora ya no es solo porque todos puedan estar en peligro… Fernando piensa que Sancho puede enfadarse, y con razón, por no habérselo dicho antes ya que tenían suficiente confianza. Eso es lo que le da miedo, que se rompa la relación de confianza que les ha unido en sus encuentros. Decide no pensar y actuar; sin decir nada a nadie, ni siquiera a Alicia, se dirige a la redacción para encontrarse con Sancho. No sabe muy bien cómo se lo va a decir, pero tiene claro que ese día Sancho se enterará de la verdad. Por el camino no deja de recordar la única vez que vio a Sancho de pequeño; era muy cariñoso y enseguida congeniaron.

Entra decidido a la redacción y en seguida ve a Sancho.

-¡Hombre Federico! ¡Qué alegría volver a verte! –le tiende la mano y Fernando hace lo mismo- pensé que ya no nos veríamos hasta que se acercara la fecha…

-Sí, ese era el plan pero… ¿Podríamos hablar en un sitio más discreto?

-Aquí no podrá ser… Ha entrado una noticia de última hora y está todo el mundo yendo de un lado para otro… Pero si quieres podemos ir a mi casa, allí hablaremos sin ningún problema.

Fernando no reaccionó al momento, era una señal de total confianza en él que Sancho le ofreciera ir a su casa.

-Claro, sin ningún problema.

Sancho recoge sus cosas y salen juntos de la redacción; andan durante casi quince minutos y, al llegar a un pequeño portal, saca las llaves y le indica a Fernando que tendrán que subir hasta arriba porque vive en una buhardilla. Al entrar, a Fernando le gusta mucho aquella buhardilla; no es la típica de un hombre soltero, pero tampoco es una casa convencional. Lo primero en lo que se fija es en un cuadro en el que sale un niño de unos tres años; a pesar de que se reconoce que la fotografía está hecha en París, Fernando no puede evitar pensar que es Sancho de pequeño. Supuso que sería su hijo porque el parecido es asombroso; Sancho nota que no dejaba de mirarlo.

-Es mi hijo Manuel, en la fotografía no tenía ni cuatro años, ahora tiene casi seis.

-Es muy guapo, y se parece mucho a ti…

-Gracias, perdona que no te haya ofrecido nada, ¿quieres un café o una copa?

-Un café está bien, gracias…

Sancho le nota algo nervioso pero no le da importancia, Fernando se queda esperando en la pequeña sala que Sancho utilizaba para trabajar. Enciende un cigarrillo y empieza a mirar algunas fotos de antiguos trabajos de Sancho. Revuelve un poco entre los papeles y algo le llama la atención; coge una foto de un médico nazi llamado Joham Lemper junto a esa foto encuentra otra con el nombre de Joachim Levi supuesto judío casado con una española que regentaron durante un tiempo una academia de baile cerca de la Plaza de los Frutos. Sonríe ante la coincidencia; aunque ya sabía que Sancho tenía relación con la plaza, le parece curioso que personas de ideologías tan distintas y tan significadas hubiesen estado en la misma plaza en tiempos distintos; Andrea y Antonio, él mismo y Alicia, Sancho, el que fue su suegro durante aquella época que era falangista, un judío, un nazi… Pronto descubre que el judío y el nazi son la misma persona; junto a las fotos hay una nota: “En 1955 Joachim Levi fue descubierto como un Joham Lemper, un médico nazi que realizó numerosos experimentos con judíos”; en ese momento se queda pálido, le parece la mayor hipocresía haber torturado a judíos durante la Segunda Guerra Mundial y que posteriormente para sobrevivir se hiciese pasar por uno de ellos.

-Aquí tienes el café… Vaya, veo que te interesa el tema de los nazis…

-Sí… Perdón por cotillear, es que vi tantas fotos que…

-No te preocupes, esto está desordenado y nada escondido, si no confiase en ti no te habría propuesto venir aquí… Es que Steven, el periodista al que ayudé con ese caso viene a Francia a finales de año y quería recordar toda la documentación que tenía sobre aquel caso, por eso estaba tan a la vista.

-Pues… Gracias por la confianza.

-Federico… Supongo que me vas a contar algo sobre ti, algo que muy pocas personas saben. De antemano te doy las gracias, sé que muchas veces es peligroso contar ciertas cosas por más que estemos en Francia…

-Sí, puede ser que sea peligroso, pero a veces hay que correr ese riesgo… Verás Sancho, yo no me llamo Federico Esquivel… Ese nombre es falso, es el que me puse al regresar a Francia después de mi supuesto fusilamiento.

-¿Supuesto fusilamiento? ¿Fusilaron a otro hombre en tu lugar?

-No, es más complicado que eso… Me fusilaron a mí, o eso creyeron ellos… No confirmaron que estuviese muerto y me dejaron malherido en mitad del monte; un buen hombre me recogió y me cuidó hasta mi recuperación… Al comprender la situación supe que era bueno porque podría irme a Francia sin ser quien era…

-Y… Si no es mucho preguntar ¿por qué te fusilaron?

Fernando se sienta en la silla que está en el escritorio, la historia va a ser larga y prefiere estar cómodo a la hora de contarlo, Sancho acerca la silla que estaba al otro lado del despacho y se sienta enfrente de él.

-En el año 49 llevé a cabo un atentado contra Franco… Planeamos matarle con la tapadera de una productora de cine…

-Espera… ¿Una productora de cine? Creo recordar que en España me contaron algo de unos productores de cine que lucharon por la libertad, nunca supe exactamente qué hicieron, pero había gente que les recordaba muy bien…

-Sí… Supongo que te refieres a Pelayo, de El Asturiano…

-¿Entonces es cierto? ¿Conociste a Pelayo y su familia? ¿Tú eras uno de los productores de cine que estuvieron un tiempo en la Plaza de los Frutos?

-Sí… Numancia Films fue casi una revolución en esa plaza y para Pelayo al principio fue todo un descubrimiento… Incluso participó en alguna escena de una película…

-Sí, también recuerdo que alguna vez lo contó…

-Pues desde allí preparamos todo para que un francotirador se pudiera acercar lo suficiente a Franco para matarle… Pero todo salió mal…

-Y supongo que tuvisteis que salir de España.

-Sí, esa era la idea, pero mi compañero, bueno, mi amigo Roberto no pudo… Le cogieron en la productora y, después de soportar la tortura sin hablar, se suicidó… -Sancho nota la emoción y la tristeza que hay en sus palabras- Yo tuve mejor suerte, pude recuperarme de un disparo que recibí y en verano organicé la huida a Francia… Años después un topo estaba haciendo mucho daño en las filas del partido y alguien debía arriesgarse a descubrirle… Todo era una trampa y me cogieron; poco después se celebró el consejo de guerra, sin ninguna sorpresa: condena a muerte; y sin pasar muchos días me fusilaron.

-¡Joder! Toda una historia de lucha que parece hasta de cine…

-Por suerte o por desgracia fue real… Aunque todo esto no era lo que te quería contar; no es que no quisiese compartirlo contigo, es que hay algo más importante que quiero confesarte…

-Pues tú dirás, pero más importante que arriesgar tu vida para conseguir acabar con Franco…

-Es algo mucho más personal; y, aunque hubo un tiempo en que creí que mi vida personal había acabado, eso no es así… Así que sí creo que lo que me queda por contarte es lo más importante.

-En ese caso adelante, puedes confiar en mí…

-Lo sé… El problema es que no sé cómo empezar, quizás debería empezar diciéndote mi nombre y apellido, los reales, los que no he vuelto a usar desde que terminó la guerra en España… Me llamo Fernando Rosales Solís…

-Un momento… ¿Rosales?

Ahora es Sancho el que no sabe cómo reaccionar, a Fernando se le nota tranquilo en ese momento gracias a la confianza que le ha transmitido Sancho cuando le contó lo del atentado.

-Sí… Es lo que estás pensando…

-¿Eres familia de mi padre?

-Soy tu primo… No sé si lo recuerdas, nos vimos un verano en Cantabria…

En ese momento Sancho se levanta y Fernando le imita esperando su reacción, no tardó en comprobar que la reacción de su primo no pudo ser mejor, le da un fuerte abrazo.

-Yo… Nunca he recordado tu nombre, pero sí tenía imágenes borrosas de aquel verano; mi madre nunca me escondió la historia de mi padre, y cuando le preguntaba sobre si mis recuerdos de ese primo mayor que recordaba eran ciertos siempre me dijo la verdad… Alguna vez he pensado en buscar a alguien pero al estar en Francia… Y… No sé, ¿cómo me has encontrado?

-Todo se lo debo a Alicia, mi mujer… Lleva desde principios de año buscando a mis familiares, a los que podrían estar vivos… También está buscando a nuestro tío Francisco pero está difícil… Por cierto, a ella la conociste antes que a mi, se presentó como Ana Peña buscando tu ayuda como fotógrafo.

Se pasan toda la mañana hablando, del pasado de su familia pero también del pasado que no conocían del otro; revelar el secreto no ha estropeado nada, al contrario, les ha unido más. Fernando está encantado con su primo y no deja de pensar que todo es gracias a Alicia.





Comentarios hacia esta página:
Comentado por:10-07-2012, 20:26 (UTC)
relatosnoa
relatosnoa
Offline

Gracias!! No, el niño no es con Almu... Todavía no sé si les pondré en el contexto de reencontrarse, lo estoy pensando... Si es así, a ver qué hacen ellos porque han pasado años desde que se vieron por última vez...

Comentado por rodas, 10-07-2012, 13:19 (UTC):
se me han nublado los ojos al leer la confesión y el abrazo de Sancho. Por cierto, el hijo lo tuvo con Almudena?



Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu página web:
Tu mensaje:

Enlaces de otros Blogs  
  Canal Noaproductions
Videos sobre Fernando Solís
(0 in 1196 out)

Slayer is watching
Blog de Slayer
(0 in 1095 out)

Zona Sara Casasnovas
Blog dedicado a la actriz gallega Sara Casasnovas
(0 in 1292 out)

Relatos Noa 2
Página secundaria de esta en la que se incluyen el resto de las capturas de los capítulos de la tercera temporada
(0 in 964 out)

Relatos Noa 3
Página secundaria de esta en la que se incluyen el resto de las capturas de los capítulos de la tercera temporada
(0 in 868 out)

Relatos Noa 4
Página secundario de esta en la que se incluyen el resto de las capturas de los capítulos de AEPS
(0 in 834 out)

Fer y Ali en AEPS
Canal de dailymotion con videos de Fernando y Alicia en Amar es para siempre
(0 in 1358 out)

Debe quedarse este link aquí?
Entonces inscríbete aquí:
=> Inscripción
 
¿Te ha gustado esta página? ¡Compártelo!  
   
Publicidad  
   
Novedades  
  12/10/17 Nuevo videomontaje: "Fernando & Alicia: Tan posible y tan quimera"
29/04/15 Epílogo final del relato "Cartas desde el exilio"
20/10/14 Incluido apartado de la entrevista a Sara Casasnovas en el foro Amar en antenas revueltas
13/08/14 Incluido apartado de la entrevista a Carlos García en el foro Amar en antenas revueltas
22/01/14 Actualizada información sobre la encuesta de la web de Amar en Antena 3
08/09/13 Añadidos videos recopilatorios de las mejores escenas de Fernando & Alicia en Amar es para siempre
04/09/13 Añadidas capturas del capítulo 165 de AEPS en http://relatosnoa4.es.tl/
04/09/13 Añadidas escenas de los capítulos 163, 164 y 165 de AEPS
 
Hay 212239 visitantes ¡En RelatosNoa!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=